El viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, aseguró que es necesario «tomar una medida» para bajar la cantidad de casos de coronavirus.

Durante el día de hoy, se reunirán las autoridades del Gobierno de la Provincia de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para definir cómo continuará la cuarentena en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), región en la cual los casos de contagios de coronavirus siguen en aumento.

Al ser consultado sobre la intención del jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, de habilitar deportes individuales y reabrir más comercios, el viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, advirtió sobre el eventual colapso del sistema sanitario. «Nadie está en condiciones de aguantar un aumento de casos», resaltó el funcionario en diálogo con Radio El Destape. Y consideró que la cifra de 250 fallecimientos por Covid-19 en las últimas 24 horas debe hacer «reflexionar» a la sociedad. El gobierno bonaerense de Axel Kicillof, por su parte, mantendrá las restricciones sin cambios.

«Se logró hacer un trabajo formidable para evitar lo que pasó en otros países, pero igual tenemos la pandemia. No hubo otra medida para reducir los casos que la cuarentena estricta«, apuntó Kreplak. «Hoy tenemos relativo éxito si comparamos a la Argentina con otros países, y ello tiene que ver con un 50% de la población, que hace 135 días está en su casa», detalló el funcionario. Y destacó que «los que están en sus casas son las personas responsables que han logrado que esto no colapse».

No obstante, el viceministro afirmó que «no alcanza solo con la responsabilidad individual«, por lo que pidió «trabajar en un gran acuerdo social«, y consideró que es necesario tomar medidas para «reducir la cantidad de casos», debido a que actualmente en el Conurbano bonaerense «se registra una ocupación de terapia intensiva del 64% y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires de un 75%«.

Ayer, el presidente Alberto Fernández admitió que la Argentina está en el «peor momento» de la pandemia debido al incremento de los contagios, y no descartó la posibilidad de volver a endurecer la cuarentena.