Cafiero se reunió con los jefes de Gobierno de la Ciudad y la provincia de Buenos Aires para analizar el alcance de las próximas restricciones

Reunión por las próximas restricciones. El Jefe de Gabinete de la Nación, Santiago Cafiero, se reunió con los jefes de Gabinete de la Ciudad, Felipe Miguel; y de la provincia de Buenos Aires, Carlos Bianco. En el encuentro destacaron «el descenso paulatino» de los casos, pero coincidieron en afirmar que «aún falta mucho camino por recorrer», según informaron fuentes oficiales.

La reunión en el despacho de Cafiero comenzó cerca de las 15:25, duró una hora, y tuvo como objetivo lograr un acuerdo sobre cómo avanzar con las limitaciones a la circulación en el AMBA a partir de este fin de semana, ya que mañana se vence el decreto vigente. En la reunión, previa a la renovación del último DNU, se «reivindicó el alto impacto de la campaña de vacunación y su ritmo creciente» «los resultados positivos que generaron los días de aislamiento más estricto durante este último período».

Del mismo encuentro surgió que mañana viernes se definirán «los alcances, restricciones y duración» del DNU para la nueva etapa en todo el país, mientras se aguarda la aprobación en la Cámara de Diputados de la Ley de «Emergencia Covid» como marco normativo para la gestión de la pandemia, que hoy obtuvo dictamen favorable en un plenario en la Cámara de Diputados.

restricciones Cafiero reunión

Las posturas de la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires sobre las restricciones

El Jefe de Gobierno de la Ciudad, Felipe Miguel, planteó una mayor flexibilización en las actividades comerciales y gastronómicas: busca extender el horario de atención de los comercios y que los gastronómicos puedan atender con mesas en las calles durante los fines de semana.

La gestión porteña también busca que la libre circulación sea entre las 6 y las 23, lo que implicaría agregarle tres horas al esquema actual. El plan más complejo que quieren llevar adelante desde la Ciudad de Buenos Aires es la apertura de los shoppings, los cines y los teatros con un aforo estipulado, tal como estaban antes de las restricciones duras. En cuanto a las clases presenciales, desde el gobierno de CABA tienen la intención de avanzar con un sistema bimodal en los últimos años de secundaria.

Carlos Bianco, el jefe de Gobierno de la provincia de Buenos Aires, planteó la continuidad del esquema de restricciones vigente hasta ahora, pero con mayor apertura durante los fines de semana. Con algunos pequeños cambios, pero sin llegar a aplicar cierres más duros.

Durante el encuentro, los tres jefes de Gabinete coincidieron en que los contagios y la ocupación de camas de terapia intensiva están bajando en el AMBA. La situación epidemiológica es mejor que la de un mes atrás. Las últimas restricciones causaron un efecto positivo.

Los gobiernos de Ciudad y la provincia de Buenos Aires parecen estar en sintonía con lo que planea hacer el gobierno de Alberto Fernández. Según fuentes gubernamentales, el nuevo decreto repetiría el esquema actual de «semáforo» epidemiológico, pero no hay precisiones sobre la posibilidad de períodos de aislamientos especiales o la duración que podría tener la norma.

El parámetro sanitario que rige actualmente, incluido en el proyecto de ley que hoy tuvo dictamen favorable en un plenario de comisiones de la Cámara de Diputados establece la división del país en cuatro categorías, de acuerdo con los riesgos: bajo, mediano, alto y alarma epidemiológica y sanitaria. La ley de «Emergencia COVID» se tratará en el recinto dentro de dos semanas.

Por el momento, la idea que está en evaluación es eliminar los cierres duros del fin de semana, mantener de lunes a viernes con el mismo esquema que está vigente e insistir en la necesidad de reforzar los controles para que el cumplimiento de la medida sea efectivo. Pero el texto final del decreto estará atado a lo que expongan los epidemiólogos: si la recomendación es mantener algún tipo de medida dura, el Gobierno analizará la forma de aplicarla. En caso contrario, continuará con el plan estipulado.