San Lorenzo fue contundente en su primer examen de la pretemporada. Montero incluyó a Ortigoza entre los titulares.

San Lorenzo de Almagro derrotó 4 a 0 a Quilmes en su primer amistoso de la pretemporada. El cotejo preparatorio se disputó en el Nuevo Gasómetro con una temperatura muy baja, casi helada. Los goles locales fueron convertidos por Ezequiel Cerutti, Juan Ramírez y el Uvita Nicolás Fernández en dos oportunidades. En el banco azulgrana debutó extraoficialmente el uruguayo Paolo Montero como director técnico, quien incluyó en el once titular al ídolo cuervo Néstor Ortigoza, una de las flamantes incorporaciones. El repatriado Cerutti, el otro refuerzo presente en la (muy) fría mañana en el Bajo Flores, volvió al club después de un préstamo en el Coritiba de Brasil.

San Lorenzo apuesta fuerte con Montero al comando de su plantel y con Mauro Cetto en la función de manager, ambos exjugadores de la institución. El entrenador dispuso de un esquema 4-3-3 para enfrentar a Quilmes, elenco que milita en la Primera B Nacional, y le dio muy buen resultado. Ortigoza jugó de 5 con el Torito Diego Rodríguez a su derecha, ayudando en la marca al autor del gol que le dio la Copa Libertadores 2014 a los Gauchos de Boedo.

El partido se disputó en dos tiempos de 30 minutos y así formó San Lorenzo: Torrico; Peruzzi, Gattoni, Donatti y Gabriel Rojas; Diego Rodríguez, Ortigoza y Juan Ramírez; Cerutti, Di Santo y Nicolás Fernández. La única modificación ordenada por Montero fue a los 15 minutos de la segunda etapa, cuando ingresó el colombiano Yeison Gordillo por el Torito Rodríguez.