Alberto Fernández relanzó el plan Procrear, que prevé una inversión de 25.000 millones de pesos distribuidos en nueve líneas de créditos. Tras el acuerdo alcanzado con los bonistas, el presidente destacó que el país «recupera autonomía».

En un acto desde la residencia presidencial de Olivos, el presidente Alberto Fernández relanzó el plan Procrear, que fue creado durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. El mandatario aseguró que fue «un magnífico plan que permitió acceder a la vivienda a muchos argentinos«.

El nuevo Procrear tendrá líneas de créditos para la construcción, ampliación y refacción de viviendas, con el objetivo de reactivar la actividad luego de la crisis económica por la pandemia de coronavirus, y reducir el déficit habitacional.

El jefe de Estado aprovechó el marco del acto para destacar el acuerdo logrado hoy por el Ministerio de Economía con los bonistas por el canje de la deuda, y aseguró que el país «ha recuperado autonomía para poder destinar recursos para que los argentinos puedan tener su vivienda y los empresarios puedan acceder al crédito».

«El objetivo que nos fijamos lo hemos logrado. Para la Argentina, el acuerdo significa 37.700 millones de dólares menos que deberemos pagar en los próximos 10 años», remarcó Fernández, destacando especialmente la negociación llevada a cabo por el ministro de Economía, Martín Guzmán.

«Nunca fuimos a una pelea, fuimos a resolver un problema y lo estamos haciendo», dijo el presidente. Además, agradeció la «comprensión de los organismos internacionales y de más de 150 economistas que se sumaron a la propuesta argentina».

Fernández encabezó la presentación en un acto del que participaron la ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat, María Eugenia Bielsa, y la directora Ejecutiva de la ANSES, Fernanda Raverta, entre otros funcionarios.