Son datos del Registro Provincial de las Personas. Desde 2007 hasta 2022 se separaron más de 235 mil parejas en la provincia de Buenos Aires.

Más de 24 mil divorcios se registraron en la provincia de Buenos Aires durante 2021, tras la cuarentena dispuesta para evitar contagios de coronavirus, lo que significa la tasa más alta de que se tenga registro en los últimos 15 años en el distrito con mayor población del país.

Justamente durante los dos años de pandemia la formalización de las rupturas matrimoniales se duplicaron, pasando de 12.382 a 24.551 entre 2020 y 2021, de acuerdo a datos del Registro Provincial de las Personas a los que accedió Télam en el marco del 35° aniversario de la Ley de Divorcio Vincular, que se sancionó y promulgó en Argentina en junio de 1987.

De acuerdo al registro informatizado del organismo, en los últimos quince años el número de divorcios en la provincia de Buenos Aires fueron: en 2019 un total de 13.318; en 2018, 11.940; en 2017, 15.422; en 2016, 14.897; en 2015, 15.798; en 2014, 15.968; en 2013, 13.586; en 2012, 14.835; en 2011, 10.542; en 2010, 17.522; en 2009, 14.146; en 2008, 15.983; y en 2007, 14.694.

Coronavirus en Argentina: murieron otras 54 personas en la semana en Argentina 

En lo que va de 2022, en tanto, los divorcios ascienden a 9.486, lo que hace un total de 235.070 desde 2007.

“Los datos han sido bastante parejos en relación a los años, con excepción del 2021, que es el año pospandemia”, analizaron desde el Registro de las Personas del Ministerio de Gobierno bonaerense.

Aclararon que no cuentan “con la información respecto a causales de divorcio o a qué puede responder el aumento del número, ya que los mismos son tramitados en los diversos juzgados y a este organismo llega solo el oficio con la sentencia de divorcio para realizar la inscripción”.

Sin embargo, distintos actores de la Justicia consultados reflexionaron que tanto la crisis emocional, sanitaria y psicológica que generó en el mundo la pandemia, como la convivencia forzada las 24 horas del día, pueden haber deteriorado los vínculos de parejas.

“Sin dudas, el incremento debe tener que ver con la pandemia. Los números del juzgado también reflejaban esa suba”, dijo la jueza de Familia de La Matanza, Maite Herrán, quien añadió que el incremento en las separaciones “puede tener que ver con el encierro”.