Gastón Aguirre fue detenido porque su pareja lo denunció por violencia de género. Hace siete años protagonizó un violento robo contra un turista canadiense y estaba en libertad.

El motochorro más famoso volvió a la cárcel, pero no por un robo sino por golpear a su mujer en la vía pública. Según fuentes policiales, Gastón Aguirre, el delincuente que cobró notoriedad hace siete años por asaltar a un turista canadiense, fue detenido en su casa del barrio porteño de La Boca.

El episodio de violencia de género ocurrió el 1° de agosto pasado, cuando el motochorro más famoso caminaba por la calle junto a su pareja y en determinado momento la mujer saludó a un exnovio que pasaba por el lugar. De acuerdo a lo denunciado por la víctima, eso motivó el enojo del hombre, quien la golpeó en plena vía pública.

Posteriormente, la mujer concurrió al Área de Protección Familiar Sur, donde radicó la denuncia y se dio intervención a la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas 34, que dispuso constatar el domicilio de Aguirre. Tras confirmar la ubicación de la vivienda del motochorro, el juez Alejandro Villanueva, del mismo fuero, ordenó el allanamiento, realizado por efectivos de la Brigada de la Comisaría Comunal 4 de la Policía de la Ciudad, que lo detuvo pero no halló armas de fuego dentro de la propiedad.

El famoso robo del motochorro

Aguirre se hizo conocido públicamente luego de que un turista canadiense difundiera un video grabado con una cámara GoPro que llevaba en su casco el 13 de agosto de 2014.

En este se podía observar cómo el motochorro, en una moto y con un arma, intentaba robarle la mochila mientras circulaba en bicicleta con amigos por La Boca.

El imputado estuvo detenido en esa causa por orden del juez Fernando Caunedo, pero luego la Cámara del Crimen lo liberó y poco más de un año después, en septiembre de 2015, volvió a ser detenido cuando circulaba en una moto sin patente y le encontraron entre sus pertenencias dos cuchillos y 23 envoltorios con cocaína.

El motochorro, además, tiene otros antecedentes, ya que en 2002 un tribunal porteño le impuso una condena de 8 años de prisión por robo con armas y luego un juzgado correccional de Lomas de Zamora le aplicó otra de dos meses de cumplimiento efectivo.

También fue acusado por portación ilegal de armas de guerra en 2006 y lesiones dolosas leves en 2011. Mientras que en octubre de 2014 estuvo detenido y luego fue liberado cuando intervino en incidentes que protagonizaron vecinos de la Boca tras la muerte de un adolescente que fue apuñalado en medio de una pelea entre dos grupos de jóvenes.