El Czinger 21C es el auto construido por impresoras tridimensionales más potente con 1250 Cv. Además, tiene una aceleración de 0 a 100 km/h en apenas 1,9 segundos. Una verdadera máquina.

No sólo existen impresoras para poder obtener documentos tangibles. Como por ejemplo un libro, una fotocopia, un diario o una revista. Existen impresoras tridimensionales que puede construir un auto gracias a las piezas que se fabrican en ella. Pero no cualquier tipo de vehículo, sino uno que sea una verdadera máquina por potencia y velocidad. El Czinger 21C es uno de esos casos. Este coche no será frágil como un papel. Todo lo contrario, tendrá 1250 caballos y pasará de 0 a 100 km/h en menos de dos segundos.

Este auto, el cual iba a ser presentado en el Salón de Ginebra (Ver: Se cancela el Salón de Ginebra por el coronavirus) posee una aceración mayor o igual que un auto de Fórmula 1. A su vez la potencia es superior, ya que los F1 tienen 1000 caballos de fuerza. Sin embargo, donde hacen la diferencia estos monoplazas al Czinger 21C es en su peso, ya que es cercana a 750 kilos. Muy alejado, por el momento, a lo que puede pesar un auto de calle.

La empresa encargada de la fabricación de este auto fabricado en impresora lanzó algunas fotos y videos en los cuales se puede ver el diseño que el Czinger 21C llevará. Se habían guardado lo mejor, los detalles, para el Salón de Ginebra. Ahora con la cancelación del mismo, habrá que ver cuáles serán los pasos a seguir para conocerlo al máximo.

El Czinger 21C tendrá una motorización híbrida al igual que lo tiene un auto de Fórmula 1. Este auto que fue ensamblado en Los Ángeles una planta impulsora a combustión y otra eléctrica con los cuales llega a los 1250 Cv. Este vehículo fue  «diseñado, desarrollado, fabricado y ensamblado por científicos y artesanos del siglo XXI», según lo expresa la compañía fabricante en su comunicado de prensa.

Una de las cosas que más llama la atención del Czinger 21C, además de su chasis en fibra de carbono, es que tiene tan sólo dos habitáculos y están puestos uno detrás del otro. Como si fuese un avión de caza. En tanto, su estética tiene más que ver con un auto de competición que con uno de calle. El frente tiene muchos detalles aerodinámicos además de cuatro faros. En los costados también hay detalles para romper el flujo del viento. La parte trasera se destaca por el gran alerón que posee.

Una verdadera máquina que todavía no develó todos sus detalles y que ahora, con la cancelación del Salón de Ginebra, no se sabe en qué momento se conocerán. Pero es más que seguro que los fanáticos que ya saben de él quieren descubrir todo lo que tenga para brindar este hypercar.