Volvo tomó la decisión de convertirse en una terminal 100% eléctrica a partir del 2030. Los autos de la marca sueca sólo podrán ser comprados a través de sus plataformas online.

El mundo de la industria automotriz está cambiando desde hace mucho tiempo, el camino apunta a una vida útil más sustentable cuidando el medio ambiente. Hay varios países que ya dictaminaron hasta cuando aceptaran autos a combustión en distintas ciudades y hay empresas que dictaminaron hasta cuándo fabricarán ese tipo de impulsores para pasarse a la electrificación. La última en anunciar esto fue Volvo, quien en 2030 sólo fabricará vehículo eléctricos o únicamente los venderá online.

Volvo sólo venderá autos eléctricos a partir de 2030 y los venderá únicamente online

Esta comunicación ocurre un día después de que el Grupo Volvo materializara la creación de una empresa conjunta con Daimler Trucks para trabajar en el hidrógeno como forma de movilidad sostenible para vehículos industriales pesados. Esta alianza, posible tras el desembolso de 600 millones de euros, en principio no afectará a sus coches de calle.

Ante «las expectativas de cambios en la legislación –Suecia prohibirá los motores térmicos en 2030, precisamente– y una rápida expansión de la infraestructura de carga que aumente la aceptación de los vehículos totalmente eléctricos», Volvo Cars movió fecha. Y este anuncio vino acompañado de una redefinición de su estrategia comercial, porque los eléctricos de Volvo «sólo» se podrán adquirir a través de su web.

Volvo sólo venderá autos eléctricos a partir de 2030 y los venderá únicamente online

«Cuando alguien compre un Volvo eléctrico a través de la Red, recibirá un paquete de servicios que incluyen atención, garantía, asistencia en la carretera, seguro en los casos que sea posible y opciones de carga doméstica», asegura el comunicado donde se dio a conocer esa nueva estrategia de la empresa. «Los comerciales seguirán siendo una parte crucial de la experiencia del cliente, vendiendo, preparando, entregando o manteniendo los vehículos», agrega.

Esta última afirmación sugiere que todavía será posible adquirir un Volvo eléctrico en un concesionario tradicional, donde un comercial asistirá al comprador interesado en el proceso online. «Con su tienda online, la empresa simplificará radicalmente el proceso para conseguir un Volvo eléctrico».

Volvo sólo venderá autos eléctricos a partir de 2030 y los venderá únicamente online

«Para seguir teniendo éxito, necesitamos un crecimiento rentable. Por eso, en lugar de invertir en un negocio cada vez más pequeño, hemos elegido invertir en el futuro, eléctrico y online», explicó Håkan Samuelsson, director ejecutivo. «Estamos firmemente decididos a liderar el segmento de rápido crecimiento de los vehículos eléctricos premium».