Pese al congelamiento impuesto por el Gobierno, la petrolera estatal subió los precios al trasladar el impuesto al Dióxido de Carbono que había sido estipulado por una resolución de la AFIP.

Las naftas de YPF aumentarán un 0,24% como consecuencia de la aplicación del impuesto al Dióxido de Carbono. De esta manera, el precio del litro de nafta super subió 13 centavos, a $55,47, y el litro de nafta premium, bajo la marca Infinia, se incrementó 15 centavos, a $ 61,69.

Este incremento no fue informado públicamente, pero desde  YPF aseguraron que las modificaciones se debieron solamente al traslado a los precios del impuesto, que había sido establecido a través de una resolución de la AFIP.

Asimismo, se espera que otras empresas petroleras sigan el mismo camino, ya que es habitual que cuando YPF aumenta sus precios las demás compañías sigan el mismo camino.

 «Con esa suba (de entre 13 y 15 centavos), no se puede comprar ni un caramelo», de esta manera desde las petroleras le restan importancia al aumento.