La Federación de Bomberos Voluntarios de Chubut anunció que debido a la deuda histórica por subsidios que mantiene el Gobierno provincial con ellos, ahora no acudirán a incendios de campos y situaciones sin peligro de vida.

El gobernador de Chubut, Mariano Arcioni, recibió una carta documento el Miércoles intimándolo a saldar la deuda histórica que tiene con los bomberos voluntarios, a pagar los subsidios correspondientes a 2018 y generar los expedientes para el pago de los correspondientes al 2019. Gastón Alcucero, presidente de la Federación de Bomberos Voluntarios, advirtió que, de no obtener respuestas del Gobierno Provincial, los Bomberos no acudirán a incendios de campos y situaciones sin peligro de vida.

La deuda reclamada por la Federación es de seiscientos setenta y dos mil pesos. Además, en la carta documento, consta que los subsidios que se debían pagar a los bomberos de todo Chubut referidos al año 2018 no fueron devengados y que los expedientes 2019 todavía no fueron generados. Dadas las enormes dificultades financieras y de funcionamiento de los cuarteles, se tomarán medidas restrictivas del servicio.

«Por ello y conforme las facultades estrictamente delimitadas por cada marco normativo y las propias estipulaciones de los Estatutos Asociacionales, y el mandato de las bases a esta Federación, es que le comunicamos a esa Dirección Provincial de Defensa Civil que cuando una situación de emergencia requiera la cobertura de los Bomberos Voluntarios y el ‘evento’ se encuentre fuera de los límites de la Jurisdicción Municipal de cada Asociación, la misma no acudirá sin que antes anticipadamente se encuentren cancelados los gastos y/o viáticos que estimativamente requerirá según ‘los usos y costumbres’ movilizar al cuerpo activo fuera de su propia jurisdicción», comunicó el sector de Prensa de la Federación.