Mercedes lanzó un nuevo sistema de infoentretenimiento evolucionando su ya reconocido MBUX. El mismo comenzará a verse en el Mercedes Clase S y se destaca por estar al alcance de todos los pasajeros. A su vez de una pantalla gigante, cuenta con reconocimiento facial y mucho más.

En los últimos tiempos se pudo ver que las terminales no sólo tienen en la mente evolucionar en las prestaciones, en la seguridad y el confort de sus autos sino que también apuntan a que los autos tengan distintas herramientas a bordo que sirvan de entretenimiento. Eso llevó a una evolución constante. La clara muestra la da Mercedes quien lanzó la nueva generación de su sistema MBUX, el cu cual se verá por primera vez en el Clase S. Este sistema estará disponible para todos los pasajeros y contará con detalle muy importante. Las dimensiones de la pantalla central se lleva todas las miradas.

Además de esto, el sistema de nueva generación del MBUX cuenta con reconocimiento facial, escáner de huella digital y funciones adicionales con respecto a la anterior versión. A su vez, el fabricante alemán se inspiró en Alexa, de Amazon, y Siri, de Apple, para crear su asistente virtual basado en una tecnología de machine learning y que se activa mediante un “Hola Mercedes”.

De esta manera varias de las opciones que antes se tenían que activar con un botón físico se podrán activar mediante la voz. En el nuevo Clase S, las pantallas estarán ahora separadas, con una pantalla central situada un poco más abajo y que hará las veces de consola central. Se trata de una pantalla OLED de 12,8 pulgadas con controles gestuales y que sustituye a 27 botones físicos en el coche.

Por lo que se pudo ver en las fotos brindadas por Mercedes, la interfaz del MBUX también es nueva, con un cierto aire a las interfaces de móviles y tablets, con iconos, en lugar de tener que pasar varias pantallas (coche, audio, navegación, telefonía, climatización, etc) antes de dar con la función que deseamos. A su vez, la firma alemana aseguró que este sistema cuenta con un 50% más de potencia en su procesador con respecto a la versión anterior.

Mercedes hizo un análisis de sus grandes mercados y vio que los principales eran Estados Unidos, China y Europa. Allí muchas veces los posibles usuarios del Clase S viajan en la parte trasera con chofer particular o este vehículo es alquilado por empresas con conductor designado también. Por tal motivo, en el nuevo Clase S los pasajeros traseros también pueden controlar MBUX.

Detrás nos encontraremos con tres pantallas opcionales, dos de las cuales estarán ubicadas en la parte posterior de los reposacabezas de los asientos delanteros. Todos los pasajeros tendrán la capacidad de compartir sus medios con otros en el vehículo rápidamente arrastrándolos y soltándolos en la pantalla. Tambiém podrán establecer un destino en el GPS desde sus pantallas. Una opción útil cuando el de atrás sabe donde ir.

Otras de las novedades que incorporará el nuevo Clase S es el cuadro de instrumentos en 3D. Este sistema utiliza dos cámaras para seguir los ojos del conductor y una pantalla LCD tradicional combinada con una rejilla de apertura LCD situada unos pocos milímetros por delante de la pantalla. A medida que la cabeza del conductor se mueve, la rejilla de apertura se ajusta para que el ojo derecho y el izquierdo vean algo ligeramente diferente, creando así un efecto 3D. La función 3D se podrá desactivar y reactivar a voluntad.

Estas dos cámaras, se utilizan también para el reconocimiento facial como parte de la seguridad del coche. Según Mercedes-Benz «junto con la introducción de un PIN, las nuevas funciones de autenticación biométricas e interconectadas garantizan un alto nivel de seguridad. Estos son reconocimiento de huellas dactilares, rostro y voz.»

Por último, el nuevo MBUX llevará la realidad aumentada en el head-up display al Mercedes Clase S. La navegación será sin duda el sistema al que más beneficios se lo podrá sacará a la realidad aumentada.