Hay expertos en la Fórmula Uno que creen que la categoría podría desarrollar gran parte de la temporada a puertas cerradas. Esto serviría para que el calendario comience antes de lo previsto.

El coronavirus es una pandemia que también recayó en el ámbito deportivo. La Fórmula Uno, la categoría más importante de automovilismo del mundo, ni siquiera pudo comenzar la temporada. Tuvo que cancelar la fecha de Australia, suspender las que le seguían y hay citas que prefirieron cancelar sus carreras. Sin embargo, se están buscando alternativas para retomar lo antes posible. Sobre la mesa ahora está la posibilidad que se corra a puertas cerradas.

Esta idea la tiró un experimentado dentro de la categoría, David Coulthard. Algo completamente distinto al pensamiento de la gran mayoría pero que ayudaría a que la categoría comience su temporada mucho antes de lo previsto. «Realmente creo que los eventos deportivos volverán mucho más rápido que los conciertos y otros eventos de ese tipo, por lo que las carreras podrían volver pronto. Creo que los Grandes Premios sin espectadores podrían comenzar antes de lo que pensamos», aseguró el subcampeón 2001.

Una de las carreras de mayor relevancia que tenía la F1 esta temporada iba a ser en Zanvoort, un circuito que hace algunos años la categoría no visita y que tuvo algunas modificaciones en su trazado. Para Coulthard el éxito de esta carrera no estará vinculado a si habrá público o no.

«Incluso si no hay aficionados, creo que el Gran Premio de los Países Bajos tendrá éxito. Es una pena que la carrera no haya tenido lugar en las fechas programadas. Todos esperaban con ansia una carrera como esa y espero que pronto puedan establecer una fecha específica. Todo lo que está sucediendo le recuerda al mundo que debemos tener más cuidado», indicó el escocés.

Para finalizar, el ex piloto de Red Bull indicó que el público podría volver a las tribunas para fin de año. “Las carreras se podrían volver a realizar con espectadores en la última parte de la temporada», concluyó. Pareciera no ser una idea descabellada si se tiene en cuenta que una de las principales ganancias de la Fórmula 1 es la televisación y  de esta manera estaría dando el espectáculo para ser transmitido en la pantalla chica para poder cobrar eso.