Bentley presentó un nuevo diseño para los interiores de sus vehículos. El mismo es una opción en madera tridimensional y ya está disponible para el modelo Flying Spur.

Si de refinamiento hablamos una de las marcas por excelencia en el mundo es Bentley. Sus autos y sus detalles así lo demuestran. La firma está en constante innovación para satisfacer los gustos de sus clientes. Un nuevo ejemplo de esto, es el último diseño que presentó la firma en madera tridimensional y que estará disponible en principio para el modelo Flying Spur.

Esta opción lanzada por Bentley no se había ofrecido jamás en un auto. Se trata de un patrón que se trabaja directamente sobre la madera y está dentro de la gama de opciones que ofrece las llamadas Collections dentro de la divisional de personalización de Bentley Mulliner.

Este efecto tridimensional no resta calidad a la belleza intrínseca que ofrece la madera, según Bentley, y se ofrece en forma de paneles para cada puerta. Cada pieza es un bloque entero (no se unen varios), está hecha a mano y a medida con madera de nogal o cerezo procedente de bosques sostenibles. Esta terminación realizada en 3D se mostró por primera vez en el Salón del Automóvil de Ginebra 20125 en el concept EXP 100 Speed 6.

Para llevar a cabo este efecto los diseñadores se basaron en el cuero utilizado en zonas acolchadas del vehículo. Se necesitaron 18 meses de desarrollo de producción por parte de artesanos expertos antes de poder implementarla en el coche.

Para lograr el acabado tridimensional los operadores cualificados tallan la madera con una máquina multieje que sólo permite una tolerancia de 0,1 mm, inferior incluso a un cabello humano. A continuación se aplica una laca de poro abierto para permitir que el color y la textura de la madera tenga un aspecto refinado y natural.

«La madera tridimensional es el siguiente elemento de diseño de interiores que hemos llevado de la idea del concept a la realidad de la producción. Funciona en perfecta armonía con el cuero tridimensional acolchado presente en el interior del Flying Spur y crea un ambiente aún más especial», explicó Bret Boydell, el jefe de diseño de interiores de Bentley para el Flying Spur.

Tanto la madera de nogal americano como la madera de cerezo provienen de forma sostenible de los bosques de madera de Norteamérica, Bentley selecciona las piezas más finas, sin nudos ni resina. Sólo estos troncos ofrecen un grano atractivo y un acabado liso, además de una textura natural y un color cálido.

La madera de nogal americana es una de las especies más buscadas en los mercados de todo el mundo. Es más oscura que el nogal europeo, así como dura y con una densidad media. Por su parte la de cerezo es muy apreciada para los muebles y la carpintería interior: el acabado de madera varía de rojo puro a marrón rojizo.