El presidente Alberto Fernández habló sobre la pandemia y la situación de los barrios populares

El presidente, Alberto Fernández, brindó una conferencia de prensa en donde se refirió a la pandemia, como también anunció un plan de obras públicas que se realizará en el conurbano bonaerense

«A lo largo de mi campaña y porque esencialmente lo creo vengo planteando que nosotros decimos decir vivir en un país federal pero que en los hechos se presenta y actúa como un país muy unitario. El país es unitario en todas sus dimensiones» comenzó su discurso el presidente. «El problema central es que lo que ha quedado distorsionado es lo que a cada uno le corresponde» añadió y continuó: «Tenemos un problema muy profundo que resolver«

En ese marco, el mandatario repasó las desigualdades estructurales de la provincia de Buenos Aires y como eso repercute en la propagación del virus. Explicó que «lo que está pasando con el coronavirus, que en verdad queda concentrado en la ciudad y gran Buenos Aires, demuestra cual es el efecto real del hacinamiento y las consecuencias de esto«

De acuerdo al operativo que se realizó en Villa Azul, en el sur del conurbano bonaerense y aseguró que allí se muestra «el riesgo de la expansión de la pandemia y cuanto incide en el riesgo las condiciones de vida». En ese sentido, agrega: «Cuando testeamos en el barrio que se construyó con condiciones de vida dignas, los contagios son infinitamente menores que los de la otra zona«.

Lo que dejó la pandemia y cómo continuar

«¿Cómo podemos ver semejante diferencia tan cercana y no reaccionar? Cuando a mí me preguntan que dejó la pandemia es la muestra de la desigualdad en la que vivimos. Aquí nadie puede hacerse el distraído, está a la vista de todos. Lo único que dejó en evidencia, son millones de personas que el Estado ni siquiera tenía registrados» enfatizó en la conferencia.

En base a esto, el presidente resaltó que las desigualdades como las que se vieron en Villa Azul no se desencadenan «por la maldad de los que gobiernan, sino porque no se diseña un país con criterios de igualdad». Asimismo rodeado de intendentes y funcionarios de la provincia de Buenos Aires puntualizó: «Tenemos la suerte de que, entre tanto dolor y pena, ese país más justo que nos tocó construir, nos tocó construirlo a nosotros. Y yo no voy a dejar pasar la oportunidad, y ustedes tampoco».

Por otro lado el presidente insistió en que el desafío que deja la pandemia es que las personas tengan la posibilidad de desarrollarse en el mismo lugar donde viven, y cuestionó: «Los desafíos no son la mano dura o la mano blanda. Poner mano dura, meter gente presa, pero no construir cárceles no tiene sentido, es solo marketing. Y tener ahora en las cárceles personas hacinadas es un acto inhumano. Y nosotros abrazamos la política porque la humanidad es lo que nos importa»

Finalmente Alberto Fernández aseguró: «Lo primero que debe enseñarnos la pandemia es que vivimos en un país injusto y ahora nadie tiene excusas de decir no me di cuenta porque todos lo hemos visto«.