El técnico argentino Marcelo Bielsa transformó en dos años al Leeds United y lo llevó a la Premier League

Después de 46 fechas, el Leeds United se consagró campeón de la Championship (segunda división del fútbol inglés) de la mano del técnico argentino Marcelo Bielsa y ascendió a la Premier League. La conducción del equipo inglés quiere que continúe y va a empezar las negociaciones para ello. Ahora todo depende de Bielsa.

El cierre de la campaña fue un 4-0 frente al Charlton, que perdiendo descendió a tercera división. El Leeds llegaba ya campeón y obviamente con el ascenso asegurado. No obstante, tal cual había declarado el técnico, honró la competencia y jugó con todos sus titulares, goleando a su rival que llegaba con una mínima posibilidad de permanecer en la categoría.

El mundo del fútbol habla del Leeds de Bielsa.
Pura pasión por su profesión. Así vive Bielsa los partidos desde el costado de la cancha.

Además, fue el partido número 100 del «Loco» en los dos años que lleva al frente del Leeds. Todo un símbolo, luego de que el primer año se le escapara el ascenso y el club le ratificara la confianza. Es que con sus convicciones y su forma de ser, tan peculiares como sinceras, conquistó no solo a la parcialidad sino también a la dirigencia del club.

El mundo del fútbol habla del Leeds de Bielsa.
Los hinchas del Leeds se enamoraron de Bielsa y de su forma de ser y de dirigir al equipo.

Los números de este Championship obtenido por el Leeds son impecables. Con 28 triunfos, 9 empates y 9 derrotas en las 46 fechas, le sacó 10 puntos de ventaja al segundo, West Bromwich Albion, dueño del otro ascenso. El extenuante torneo devolvió al Leeds a la división superior después de 16 años

En los últimos días, desde que se comenzó a percibir que el ascenso no se le iba a escapar esta vez al equipo, el mundo del fútbol habló de Marcelo Bielsa. Jugadores que fueron dirigidos por él, colegas como Pep Guardiola y periodistas de distintos medios, lo llenaron de elogios. Y él devolvió una imagen más relajada, sonriente y afectuosa con sus dirigidos una vez conseguido el objetivo.

El mundo del fútbol habla del Leeds de Bielsa.
Los jugadores le dieron a Bielsa un momento de auténtica alegría

Sin embargo para muchos es demasiada atención para un técnico que solamente acaba de lograr un título de ascenso. Es que la forma de ser de Bielsa pareciera no admitir medias tintas. Hay quienes lo aman y quienes lo detestan, quienes lo entronizan como el director técnico ideal y quienes lo consideran un perdedor consuetudinario.

Alguna vez el propio Marcelo Bielsa, en esa lucha eterna que tiene con los medios de comunicación a quienes no les concede entrevistas desde hace más de veinte años, los acusó de «especializarse en pervertir al ser humano según victoria o derrota», sin destacar o ponderar el camino recorrido sino el resultado como único fin en el deporte.

Y el propio rosarino estaría siendo la excepción a su postulado, ya que si bien está en la primera plana de los diarios del mundo porque ganó (aunque un torneo de ascenso), la prensa siempre se ocupó de él a pesar de que con 65 años sólo tiene en su haber cuatro títulos y el último había sido la medalla olímpica de 2004 con la Selección Sub 23 argentina.

Él no esconde su desprecio por los medios y en muchas conferencias de prensa, único contacto que admite con los periodistas, parece sentirse atacado por preguntas que no llevan ningún doble sentido. Eso sí, no pone límites de tiempo en esos contactos y en épocas de la Selección Mayor, en aquellas conferencias de prensa que duraban horas, he permanecido hasta el final junto a solo dos o tres colegas, cuando los demás se habían ido. Porque era un placer escuchar sus ideas sobre el fútbol.

El mundo del fútbol habla del Leeds de Bielsa.
Un Bielsa feliz. Estaba al costado viendo los festejos, cuando los jugadores lo buscaron para que levante la copa.

¿Seguirá Bielsa dirigiendo al Leeds ahora que ascendió a la Premier League? La respuesta la tiene solamente él. Habrá que ver si coinciden ambas partes en cuanto al proyecto de lo que se viene. Lo cierto es que se ve un Bielsa distendido tras la obtención del objetivo. Pero no nos acostumbremos. El «Loco» de siempre volverá con su gesto adusto apenas comience a andar el próximo camino.