El cantante español abandonó o el hospital Ruber Internacional tras recibir el alta.

Luego de una caída del escenario, una internación por once días y una operación de urgencia, Joaquin Sabina recibió el alta médica este domingo y ya se encuentra en su casa.

El cantante de 71 años salió de la Clínica Ruber Internacional acompañado de su mujer Jimena para continuar la recuperación en su casa. Sabina se mostró de muy buen humor frente a las cámaras que lo estaban esperando, luciendo un sombrero marrón, gafas de sol y una cigarrillo electrónico en su boca.

«Estoy muy bien» dijo el español a los periodistas que lo esperaban en la puerta del sanatorio. El recital donde ocurrió el incidente era el último de la gira que el ganador de un Premio Onda tenía agendado con su colega Joan Manuel Serrat hace 11 días.