Luego de que el presidente, Iván Duque Márquez, anunciara una nueva reforma tributaria, comenzaron las protestas y la represión de las fuerzas de seguridad.

Hace una semana que comenzó la convulsión social en Colombia, luego de que el presidente Iván Duque Márquez, intentara llevar a cabo una reforma tributaria. Ante el descontento masivo y el despliegue de movilizaciones en varias partes del país, el Ejecutivo, desplegó a las fuerzas de seguridad que reprimieron duramente a la población. Hasta el momento, la Defensoría del Pueblo informó un total de 24 fallecidos, 846 personas heridas y 431 detenidas. Por otro lado, se presentó la renuncia del promotor de la reforma, Alberto Carrasquilla, que ocupaba el puesto de ministro de Hacienda.

Colombia: siguen las movilizaciones y no cede la violencia callejera
Las movilizaciones son convocadas por el Comité Nacional de Paro que nuclea un total de 40 organizaciones.

Reforma tributaria

A través de la reforma, el primer mandatario colombiano planeaba recaudar al rededor de 6.300 millones de dólares, el equivalente a un 2% del PIB. El 15 de abril pasado se había presentado el proyecto, que fue denominado como «Ley de Solidaridad Sostenible», aunque tras las inquietudes de la oposición y el advenimiento de las movilizaciones sociales, fue retirado del congreso.

El presidente había propuesto idear otro proyecto en diálogo con: «líderes de partidos políticos, de la sociedad civil, alcaldes y gobernadores y líderes del sector empresarial que habían aportado valiosas ideas» y de esta forma poder recaudar «sin afectar a la clase media y a los más vulnerables». Sin embargo, y a pesar de que se dio marcha atrás con la propuesta, las protestas continuaron y las demandas de la población se hicieron mas extensivas en contra del gobierno.

Colombia: siguen las movilizaciones y no cede la violencia callejera
Colombia se encuentra en un estado de «alerta militar» en casi todo el territorio.

Siete días consecutivos de protestas

El anuncio del proyecto de ley se llevó a cabo en el marco de una sociedad golpeada por las consecuencias del COVID-19, la tasa de desempleo se ubica en un 14,2% y representa a un total de 3,4 millones de colombianos. Solo en la capital, Bogotá, la tasa de pobreza alcanzó un 40,1%, lo que significa un total de 3,3 millones de pobres.

La agrupación Comité Nacional del Paro, que nuclea a 40 organizaciones sociales, es la que se está ocupando de convocar al paro. Dentro de las diferentes consignas que se desplegaron en contra del gobierno, se solicita: libertad para poder expresarse, el cese de la represión policial y el castigo de los responsables.

El presidente Duque realizó un comunicado en las últimas horas en la que diferenció a aquellos que se manifiestan de manera pacífica y los que tienen como objetivo desestabilizar el orden. «La amenaza vandálica que enfrentamos consiste en una organización criminal que se esconde detrás de legítimas aspiraciones sociales para desestabilizar a la sociedad, generar terror en la ciudadanía y distraer las acciones de la fuerza pública. El vandalismo extremo y el terrorismo urbano que estamos observando se encuentran financiados y articulados por mafia de narcotráfico” enfatizó.