Luego de la publicación de un audio donde Gabriela Michetti presiona al entonces titular de la UFI AMIA, Mario Cimadevilla, éste dijo que «Macri, a través del ministro Garavano»,pedía que «fuera para atrás en el caso AMIA».

En declaraciones a El Destape Radio (FM 107.3), el ex senador radical  Mario Cimadevilla relató: “Cuando asumimos en la Unidad Amia teníamos 2 propósitos. Uno, colaborar con la investigación. La otra era que éramos querellantes en la causa por encubrimiento».

 «En la causa por el encubrimiento estaban (el ex juez Juan José) Galeano y el fiscal José Barbaccia. Yo no la grabé a Michetti, es un Whatsapp donde me pide por uno de los imputados. Lo que dice la nota de El Cohete a la Luna está extractado de una denuncia que yo hice».

En ese sentido, Cimadevilla indicó: «Los abogados de la unidad AMIA tuvieron varias dificultades con el ministro Garavano porque permanentemente eran hostigados, les decían que no preguntaran tanto.

«Michetti era vicepresidenta cuando me mandó el audio. No teníamos ánimo persecutorio, teníamos ánimo de llegar a la verdad. En la indagatoria de José Barbaccia no le fue muy bien y a lo mejor Michetti pensaba decirnos a nosotros porqué no le fue bien».

Asimismo, el ex funcionario aseveró: «Yo dije esto cuando me fui. Hice un informe al presidente». Sobre la reacción dentro de Cambiemos, remarcó: «El único que me expresó su solidaridad fue Sappia. Ni Negri, ni Naidenoff se preocuparon. La doctora Carrió denunció esto ante la Oficina Anticorrupción y pidió el juicio político de Garavano por estos mismos hechos».

Además, el dirigente radical denunció: «Después de que denuncié esto, a los pocos días que me fui de la Unidad AMIA, entraron a mi casa. A la señora que trabaja en mi casa la interrogaron no por dinero sino por mis papeles de trabajo».

“Y estuvieron 1 hora en mi computadora y la rompieron. Denuncié todo estando Macri de Presidente. Denuncié la falta de interés de Macri por investigación del atentado a la sede».