Con el motivo de cierre de campaña realizaron un acto multutdinario en Rosario

Con el monumento a la bandera de fondo empezaron a salir al escenario los candidatos del Frente de Todos. Y mientras los distintos candidatos Gobernadores la gente cantaba «Se siente, se siente, Alberto presidente».

Y mientras Alberto Fernandez saludaba a los candidatos, Cristina saludaba a la multitud presente «Cuanta alegría, mucha esperanza, no?». La candidata le responde a los presentes que cantaban «Se siente, Alberto presidente» afirmando que «se siente y se necesita que es mucho mejor».

Continuó con el discurso contando que fue lo que la llevó a acompañar a Alberto en su candidatura «Quiero que los argentinos vuelvan a ser felices» dijo. Y pidió por la unión de todos los argentinos y las argentinas, para «dejar atrás esto tan feo que estamos viviendo».

Política de la no-confrontación

También comentó que cuando habló luego de diciembre ella «intuía que los tiempos que venía no iban a ser buenos». Pero que nunca imaginó que iban a suceder «las cosas que estamos viviendo». En ese momento cuando la gente empezaba a cantar en contra del actual presidente la primera reacción de la ex mandataria fue pedirles que no canten. «Están esperando eso, para seguir dividiendo a los argentinos» dijo acertadamente «no les demos el gusto».

Cristina habló también del querer una «sociedad justa y equilibrada». También mencionó la importancia de tener un mercado interno potente, una industria nacional que brinde fuentes de trabajo. Y a su vez que nombró la importancia de tener científicos y científicas para favorecer ese desarrollo. En contraposición con «un puñado de gente» dice, que piensan que «los chicos pobres no tienen que llegar a la universidad pública».

El cierre de campaña de Alberto Fernández y Cristina Kirchner
Foto cuenta oficial Cristina Fernández de Kirchner

De esta manera habló de que es «necesario reconstruir la unidad, las fuerzas nacionales, populares y democráticas». Y aseguró que si ella está ahí es por el amor de la gente. La ex presidenta pidió que «no peleen» y dijo que «Haber elegido este lugar no es casual, porque esto es de todos». Para finalizar dijo «Puede haber a quienes les gusta decir la Patria, otros a los que les gusta decir la Nación y otros que prefieren decir República. Pero digas lo que digas la única bandera de todos es la de la Argentina»

Cuando toma la palabra Alberto Fernández

Alberto Fernández comenzó su discurso diciendo «Soy inmensamente feliz, estoy absolutamente contento». Afirmó que «Cuando nos reencontramos con Cristina, en 2017, nos dijimos empecemos otra vez, hagamos las cosas de otro modo. Y así fue que empecé a hablar con Cristina nuevamente. Y lo mejor que pasó es que enseguida recuperamos el afecto que nos tuvimos». Así mismo dijo en cuanto a los rumores de una relación áspera entre ellos dijo «Están todos muy preocupados por cómo me voy a llevar con Cristina.  No tengan miedo, nunca más me voy a pelear con ella».

De esta manera Alberto Fernández cerró la campaña antes de las PASO de este domingo, con un discurso frente a cientos de personas. Y agradeció también a Cristina porque «Sin su visión no habríamos llegado hasta acá» dijo. A su vez aseguró que se viene «una Argentina diferente» a la actual «que expulsa argentinos, que ve bajar el consumo, los sueldos, las jubilaciones». También dijo que «Dejamos de consumir y eso llevó a la caída de la producción, cierre de fábricas y comercios, lo que deriva en el desempleo».

También se refirió al actual Gobierno y dijo que «lo único que produjo fueron 4,5 millones de pobres, y eso la Argentina no lo tolera». Y habló sobre los intereses de los dirigentes actuales «la política es representación de intereses; nosotros votamos por los empresarios que dan trabajo, no por especuladores; elegimos a los jubilados, no a los bancos».

Para finalizar realizó una promesa «el primer semestre que gobernamos vamos a cambiar el país, la suerte va a depender de nosotros». E hizo una referencia a las políticas que había cuando Nestor Kirchner comenzó su primer mandato en 2003. Al respecto dijo «Estos mismos personajes nos dejaron en el laberinto con Néstor y supimos cómo salir, lo hicimos una vez y lo volveremos a hacer». Contó cuales son sus deseos para el país «mi mayor anhelo es que un chico de cualquier punto del país pueda desarrollarse en el lugar donde nació». Y puso punto final al discurso pidiendo que «Si me ven claudicar, salgan a la calle para hacérmelo saber».