El referente de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Juan Grabois, y Luis Novaresio se cruzaron al aire de Animales Sueltos por la supuesta visita que hizo días atrás el dirigente social al papa Francisco.

En una mano a mano en Animales Sueltos con Juan Grabois el líder de la CTEP, el periodista Luis Novaresio le consultó por la versiones que circularon en algunos medios en las que se hablaban sobre un encuentro entre Grabois y el papa Francisco en el Vaticano, el periodista quiso consultarle sobre el tema, pero fue interrumpido al comenzar su pregunta. «Yo no hago ningún comentario sobre el vínculo que tenga con el Papa, eso te lo dije reiteradas veces», advirtió el dirigente social.

Pero Novaresio retrucó: «No te voy a preguntar qué te dijo», a lo que inmediatamente Grabois agregó: «No te voy a contestar».

«Entonces estuviste», lanzó el conductor. El dirigente quiso distender el momento, se rió y le recriminó: «Eso es una cosa que siempre hacés: cuando no te contesto es que sí«.

Sin embargo, el periodista le dijo que, si fuera al revés, él le diría automáticamente que no, sin dudar, porque no estuvo reunido con el Papa. «No pasa nada que hayas estado; si no me decís: ‘sí, estuve, pero no voy a hablar'».

Ante su insistencia, el dirigente social respondió: «Si querés hablá vos solo, yo no voy a hablar del tema. Si estuve o no, si viajé o no. No voy a hablar porque es un tema que se utiliza con mala leche siempre, por el problema que tenemos en la Argentina de querer embarrar todo lo que tiene alguna trascendencia».

«Estoy muy metido con las cosas que pasan acá y mi tarea internacional tiene que ver con el encuentro de movimientos populares», explicó y así dio por finalizado el tema.

Consultado por el conductor sobre la gestión del presidente Alberto Fernández Grabois opinó: «Creo que es un Gobierno que tiene el corazón puesto en el lugar correcto, tiene una buena orientación y Alberto es un buen tipo»

«Hay una intención de empezar por los últimos para llegar a todos. Hubo una apuesta de poner la vida por encima de los negocios. Sin embargo, aún teniendo en cuenta el contexto, las políticas de transferencia de ingreso a la clase media baja, a los sectores populares tendrían que haber sido más fuertes», sostuvo el líder social.

Para él, «el peronismo necesita una actualización política y doctrinaria» y cree que «falta un proyecto claro para poblar y crear trabajo».

«El problema es la realidad: ni la comunicación ni el mercado financiero. El único problema es que cuando asumió el Gobierno no fue muy claro en relación al desastre que estaba recibiendo y después vino todo este bolonqui [por la pandemia]. Tiene un changüí», expresó.

Con respecto a la pobreza en el país, el dirigente social dijo que la Argentina tiene un mito recurrente, que dice que «existe el Fondo Monetario Internacional con rostro humano» y va a ayudar. «No lo hay, el FMI fue cómplice de una estafa y por eso nos están pidiendo cierta disciplina fiscal, que es muy mala para la economía argentina y para los pobres», concluyó.