El senador kirchnerista Oscar Parrilli defendió su postura respecto del proyecto de reforma judicial, y apuntó directamente contra la oposición y los medios de comunicación.

El proyecto de reforma judicial genera polémicas desde el día en que fue presentado. Tanto la oposición como algunos sectores de la sociedad y de los medios de comunicación están en contra del mismo. Ahora, un artículo que incluyó el senador oficialista, Oscar Parrilli, avivó aun más la discusión en medio del debate. Allí, Parrilli propone denunciar las «presiones de los poderes mediáticos» a los jueces.

Anoche, Parrilli confesó que el repudiado artículo era un «anzuelo». Sin embargo, el senador nacional defendió la idea y apuntó directo contra los medios: «si nos critican Clarín y La Nación significa que estamos haciendo las cosas bien», aseveró.

Luego, entrevistado por El Destape Radio, el legislador del Frente de Todos (FdT) coincidió con la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien afirmó en la previa del debate en el Senado que el proyecto aprobado anoche no era la «verdadera» reforma que se debía el país. «Este es  el primer paso en las reformas que hay que hacer en la Justicia», acordó Parrilli.

Además, el senador destacó algunos puntos del  proyecto. «Pusimos un tribunal de resolución de conflictos rápidos por pedido de abogados. Se sacó la unificación del fuero Contencioso Administrativo con el Civil y Comercial, que es un reclamo que hicieron varios juristas. Se estableció que en los concursos de jueces va a haber una prueba escrita y luego una audiencia pública», enumeró.

Por otro lado, Parrilli anticipó que los sorteos de las causas se realizarán de forma «manual». «No sabíamos porque siempre los sorteos nos salía Bonadío o Ercolini, ahora será público y con presencia de las partes. No va a funcionar más la máquina de los sorteos de Comodoro Py», aseguró.

Parrilli también cuestionó fuertemente a la oposición por rechazar el proyecto. «Los que se oponen son los que quieren impunidad para ellos, porque quieren que los juzguen los jueces y fiscales que los protejan. No quieren la reforma porque quieren impunidad de Macri», se lamentó.

Luego, aseguró estar «convencido» de que «Macri es el jefe y el que comandaba el espionaje» de la AFI durante el gobierno de Cambiemos, causa que se investiga en un juzgado de Lomas de Zamora. «Pero los jueces no tienen que fallar por lo que yo digo. Los jueces tienen que fallar sobre Macri con presunción de inocencia y un debido proceso«, agregó.

El senador también se refirió a la bautizada «cláusula Parrilli»,  que fue una de las más cuestionadas tanto por la oposición y los medios, sobre la que anoche confesó que era un «anzuelo» para que saltaran «todos los grupos mediáticos y muchos políticos», y que finalmente fue removida del proyecto. «Dijeron que atentamos contra la libertad de expresión cuando son ellos los que atentan contra esas normas», apuntó el dirigente, en referencia a la oposición. «Cambiamos el artículo y pusimos los grupos de poder. Quieren imponer que las presiones a los jueces y fiscales están bien, que son las reglas del juego. Y no está bien. Si hay que hacer reformas en Diputados está bien, mientras no cambie el espíritu», sostuvo.

Con respecto al rol que ocupan los medios de comunicación, Parrilli afirmó: «Cuando uno cree que la realidad es lo que dicen los medios, está en serios problemas». «Hay un artículo en resguardo de los jueces que ya venía y yo recordé cuando un periodista pedía que agredieran a los hijos de un juez y quise poner en discusión eso. En Estados Unidos aíslan a los jueces de los medios muchas veces para que no sean influenciados por los medios», concluyó el senador.