Antes de su emisión de hoy de ‘La Cornisa’ charlamos con Luis Majul

Hoy domingo 12 a las 21, Luis Majul, por La Nación+La Cornisa presentará una investigación exclusiva: Quién es quién en el “Club de la alimentación” y qué hay detrás de los sobreprecios en alimentos y productos para la salud. Y además, en exclusivo, una nueva denuncia: El dengue también se combate con sobreprecios y tendrá en vivo, un mano a mano con Diego Cabot.

News Digitales habló con el periodista antes de el segundo programa de esta nueva etapa sobre la pandemia del coronavirus. «La cuarentena la llevo como todos: como puedo. Con una fuerte conciencia de lo pequeños que somos. Consciente de lo privilegiado que somos, al formar parte de una actividad esencial que me permite, por lo menos, salir de mi casa al trabajo y volver del trabajo a mi casa. Por otra parte, entreno como puedo, dentro de mi departamento, que no es enorme pero es mas que suficiente, si miro a mi alrededor.«

«Tratando de pasar del círculo del miedo al del aprendizaje. Tengo días mejores y otros peores. Y en mi casa lavo mucho más los platos de lo que cocino. Limpio todo lo que puedo. Trato de mantener la ropa limpia y ordenada. No plancho porque no se. Pero tarde o temprano lo deberé hacer, y aprenderé» dice para comenzar

«A la gente le recomendaría que haga las cosas que lo hacen feliz. -apunta- Pero además, que trate de armarse una rutina. Mejor dicho, un ritual. Donde se pueda separar el trabajo del juego, el juego de la limpieza y mantenimiento de la casa, el entrenamiento de las llamadas de trabajo, y así. No es que a mi me salga tan fluido, pero cuando lo logro, me siento bastante bien. Más en mi eje»

Luis Majul

ND: – Hay personajes públicos que declaran que no les importa la cuarentena, que ellos no reciben órdenes, que hacen con su vida lo que quieren. ¿Qué opinas de eso?

Luis Majul: -«Que son ignorantes, tontos, o que su ego atraviesa incluso el coronavuris. Peor para ellos. Y cuidado con quienes se les acercan: se pueden contagiar»

Para finalizar Luis Majul declaró: «Los expertos en epidemias, como Snowden, aceptan dos miradas. La de una parte de la humanidad que aprende. Y la de otra, que vuelve a sus miserias, su soberbia y sus mismos vicios y miserias. Que no aprende nada. Como no soy ni experto ni historiador ni epidemiólogo, solo puedo decir que me gustaría: que salgamos mejores, más humildes, menos miserables»