El viceministro de salud de la provincia de Buenos Aires, Nicolás Kreplak, proyectó al menos tres meses más de cuarentena en el Área Metropolitana debido al aumento de contagios.

El avance de contagios de coronavirus, especialmente en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), preocupa mucho a los funcionarios de la provincia frente al temor del colapso del sistema sanitario. En diálogo con el periodista Luis Novaresio en el programa televisivo Animales Sueltos, el viceministro de salud de Axel Kicillof, Nicolás Kreplak, estimó que la cuarentena se extenderá por al menos tres meses más en el Área Metropolitana y planteó que el objetivo de las medidas adoptadas hasta ahora en la ciudad de Buenos Aires y en el conurbano bonaerense es tener cada vez menos camas ocupadas y así evitar un colapso del sistema hospitalario.

A partir de estimaciones públicas y privadas que indican que con el actual nivel de contagios no habrá más lugares disponibles en terapia intensiva para atender a los enfermos graves de coronavirus dentro de cuatro semanas, el objetivo de las autoridades sanitarias es desacelerar el ritmo de transmisión del virus y prolongar lo máximo posible el arribo al pico de contagios. Esa situación plantea una hipótesis de cuarentena mucho más larga de lo que se preveía inicialmente hasta que la infección desaparezca o haya avances científicos relevantes que permitan controlarla.

“Con las nuevas medidas que están analizando, ¿cuánto se posterga ese día de colapso de sistema de salud?”, preguntó el periodista Maximiliano Montenegro. “Eso depende de lo que hagamos: si tenemos una respuesta muy buena y el famoso R es menor que 1, tenemos una caída… Todo tiempo que ganemos son vidas y pensemos que en algún momento va a haber una solución científica para esto; nunca hubo tanta ciencia investigando algo”, respondió el viceministro de salud bonaerense.

«Pero todos sabemos que eso no va a ser antes de septiembre, octubre… ¡Noviembre! ¿Te imaginás una cuarentena dura hasta noviembre en la Argentina?«, repreguntaron los panelistas. «Yo me imagino que vamos a hacer lo posible para adaptarnos a esto y no cambiarlo por vidas. Yo pienso en mucho antes, pero iremos viendo. Si logramos una buena estrategia que nos dé tres meses más de sistema sin colapso, me parece que todos firmaríamos eso, ¿no?», respondió Kreplak. Y luego agregó: «Si podemos decir que hasta el 15 de septiembre no colapsamos el sistema, yo compro«.

Las estimaciones de Kreplak superaron incluso a las del jefe de Gabinete de la Ciudad de Buenos Aires, Felipe Miguel, quien había anticipado que el confinamiento se extendería al menos hasta el mes de agosto. Tras la repercusión que provocaron sus dichos, intentó dar marcha atrás. Sin embargo, día tras día su proyección tiene más chances de concretarse.

Hay otros elementos que sustentan la posibilidad de un aislamiento largo que no aplique sólo al centro del país. En los últimos días fueron varias las localidades que tuvieron que regresar a fase 1 por un rebrote de casos. La última, Chaco, incluyó un asueto administrativo y la prohibición de cargar combustibles para particulares con el objetivo de disminuir la circulación al máximo.

La Ciudad de Buenos Aires y la provincia de Buenos Aires no se encuentran en esa situación drástica por el momento, aunque sí se están estudiando diversas alternativas. En un encuentro realizado anoche entre Ginés González García, Fernán Quirós y Daniel Gollán, los funcionarios analizaron durante más de una hora la evolución de la crisis sanitaria, habilitaron la creación de una mesa de trabajo técnica para compartir información y seguir el avance del coronavirus en el área metropolitana y coincidieron en endurecer mucho más los controles de la movilidad y el transporte público interjurisdiccional.