El empresario, dueño de una empresa de servicios, estaba mirando el partido entre Perú y Australia cuando fue atacado por dos sicarios 

Un empresario argentino fue fusilado por dos sicarios en un reconocido restaurante de la ciudad peruana de Iquitos mientras miraba el partido entre la selección incaica y Australia, por el repechaje mundialista que se llevó a cabo el lunes en Qatar

Sergio Fontanella, quien también tenía la nacionalidad peruana, se encontraba en el sitio de comidas junto a un grupo de amigos y exsocios, cuando entonces se acercaron dos hombres a bordo de una moto y abrieron fuego

El momento del ataque al empresario

Si bien al menos un proyectil le impactó en el cuerpo, continuó con vida, motivo por el cual los asesinos regresaron y lo remataron. Poco después, el comerciante fue trasladado hasta un centro médico, pero llegó sin vida. 

El ataque quedó registrado en una cámara de seguridad y, en parte gracias a eso, los efectivos policiales lograron capturar a los criminales, tratándose ambos de ciudadanos colombianos. Hasta el momento, se negaron a declarar. 

Coronavirus en Argentina: murieron otras 54 personas en la semana en Argentina 
El empresario Sergio Fontanella

En tanto, los detectives creen que se trató de un homicidio por encargo en el marco de un ajuste de cuentas, por las características del suceso y porque la víctima contaba con varios antecedentes penales.  

El empresario había sido detenido en 2011 en Buenos Aires por delitos cometidos en Perú como lavado de dinero y tráfico de drogas a México y Colombia, en la década del 90 y principios de 2000. Además, llegó a mantenerse cuatro años prófugo. 

Coronavirus en Argentina: murieron otras 54 personas en la semana en Argentina 
La escena del hecho

Su abogado confirmó que en las últimas semanas el empresario, dueño de una empresa de servicios en Iquitos, empezó a recibir constantes amenazas de muerte.

Coronavirus en Argentina: murieron otras 54 personas en la semana en Argentina 
Los dos detenidos
Coronavirus en Argentina: murieron otras 54 personas en la semana en Argentina