El domingo se vivió una jornada histórica en Chile, con el voto a favor de poner fin a la Carta Magna de 1980 que fue dictada bajo la dictadura

Chile festeja en las calles luego de un día histórico, el pueblo logró que a través de una votación se derogue la Constitución establecida en la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990). Con un voto positivo arrollador se busca modificar la constitución en un proceso que tendrá dos años de duración.

El cambio llega exactamente a un año de lo que fue el estallido social que comenzó con la protesta de jóvenes estudiantes en contra del aumento del pasaje de subte. Se pudo ver a través de videos publicados en las redes la caravana de autos y personas al grito de «¡Oh, Chile despertó, Chile despertó!» en el centro de Santiago festejando el histórico resultado por el «apruebo» de la reforma.

El resultado de la decisión fue de 78,2% para la opción “apruebo” al cambio constitucional, contra el 21,2%  para el “rechazo”, con el 98,05% de las mesas escrutado. Cabe destacar que en Chile el sufragio es voluntario pero votaron un poco más del 50% de un padrón electoral de 14,7 millones de personas.

«Ni de joven pensé que en Chile seríamos capaces de unirnos para semejante cambio (…) Nunca vi tanta gente votando y con ganas de votar, de querer participar» contó a los medios María Isabel Ñúñez, una mujer de 46 años que trabaja como ejecutiva de ventas de un banco y caminaba en la Plaza de la Dignidad en la noche de ayer junto a su hija de 20 años

«Hoy empieza algo nuevo; capaz no es todo rápido pero todo lo que hemos sufrido este año y los años que ha costado sacarse de encima las injusticias que se armaron en dictadura. Todo lo que se haga de ahora en adelante será histórico» completó su hija Orietta Herraz

En tanto, el presidente Sebastián Piñera, desde la casa de la moneda custodiada por la Policía, se expresó de manera «neutral» ante el resultado y pidió que la nueva Constitución sea un marco de “unidad” para el futuro