El plan «Argentina contra el hambre» será uno de los pilares de la gestión de Alberto Fernández. El ministro de Desarrollo Social explicó cómo funcionará la tarjeta alimentaria.

Daniel Arroyo afirmó que los padrones de las familias que se encuentran en situaciones críticas ya están elaborados y que las tarjetas alimentarias serán entregadas en cada localidad de manera directa para sus beneficiarias. Llegarán, en primer lugar, a aproximadamente dos millones de mujeres con niños menores de seis años a cargo y embarazadas. 

De esta manera, Arroyo aseguró que no será necesario anotarse ni hacer ningún trámite para recibirla. La misma comenzará a funcionar en los próximos días, con prioridad para los barrios donde se encuentran los 1000 comedores del país con mayores demandas en este momento. La tarjeta será recargada de manera mensual y sólo podrá ser utilizada para comprar comida.

Para ayudar al fortalecimiento de cooperativas de la alimentación, fábricas recuperadas y productores de la agricultura familiar, la tarjeta, que será emitida por un banco oficial, contará con un posnet que permitirá realizar las compras en entidades que no sean solamente supermercados. Arroyo también aseguró que el ministerio lanzará una línea de microcréditos a bajo interés para la compra de herramientas y máquinas. «El 60% de los niños están bajo la línea de la pobreza», señaló el ministro.