La ministra de Salud, Carla Vizzotti, anunció hace instantes en la reunión del Consejo Federal de Salud (CoFeSa) que con el arribo de las vacunas chinas, desarrolladas por Sinopharm, comenzará la inoculación al personal docente de todo el país.

La flamante ministra de Salud Carla Vizzotti, acompañada del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, repasó los detalles de esta decisión ante todos los ministros de Salud del país, mientras se espera la llegada de un millón de dosis de la vacuna China a partir del próximo jueves.

La idea de avanzar lo más pronto posible con la vacunación de los docentes a partir de la llegada del cargamento de vacunas más grande que se haya recibido hasta el momento se da en le marco del intento del Gobierno por transparentar la campaña de vacunación tras el escándalo por el llamado «vacunatorio VIP».

La decisión se tomó luego de que el Gobierno nacional comenzara a poner en marcha el retorno de las clases presenciales, con una modalidad mixta adaptada a la situación epidemiológica debido a la pandemia.

Vizzotti firmó el domingo pasado la resolución 688/2021 que autoriza con carácter de emergencia la vacuna SARS COV-2, desarrollada por Sinopharm en colaboración con el Laboratorio Beijing Institute of Biological Products de la República Popular China.

Hoy partió el vuelo AR1050 de Aerolíneas Argentinas con destino a Beijing para traer al país 904.000 dosis de la vacuna de Sinopharm y se estima que el vuelo arribe al Aeropuerto Internacional de Ezeiza el jueves a las 21:50.

En tanto, en los próximos días llegarán en un vuelo de línea otras 96.000 dosis, que completarán el total de 1.000.000 de vacunas con las que el Gobierno espera acelerar el proceso de inmunización.

La vacuna requiere de dos dosis que deben aplicarse con al menos 21 días de diferencia y puede transportarse y almacenarse entre 2 y 8 grados, permaneciendo estable durante 24 meses, según se informó oficialmente.

Esta será la tercera vacuna con la que contará la Argentina tras la adquisición de la Sputnik V y de la Covishield, desarrollada en la India con la tecnología del laboratorio AstraZeneca y la Universidad de Oxford.