Elizabeth Gómez Alcorta, la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, pidió a la justicia que intervenga para evitar la «revictimización psíquica y física de las personas agredidas»

Elizabeth Gómez Alcorta, la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad habló sobre la polémica que se generó en torno a la liberación de presos y pidió a la justicia que se intervenga para evitar la «revictimización psíquica y física de las personas agredidas».

La ministra habló con el medio Télam donde aseguró: «Desde el comienzo de la emergencia sanitaria manifestamos nuestra preocupación por el posible aumento de la violencia de género y el vencimiento de medidas como las restricciones de acercamiento, a lo que se suman ahora las libertades de acusados y condenados por delitos contra la integridad sexual y violencia de género»

La ministra además remarcó que la cartera tomó conocimiento de «por ejemplo, casos de liberación de acusados de violación, que podrían retornar a las cercanías de sus víctimas». Por otro lado aseguró que dichos riesgos ya habían sido advertidos por el Ministerio que lidera y dijo que «como el Poder Ejecutivo nacional no puede intervenir en estas causas, o en las causas que pertenecen al fuero ordinario, los fiscales tienen la facultad de oponerse y apelar las resoluciones«

«Por eso, y teniendo en cuenta la independencia de los poderes, y el carácter federal del sistema, pedimos al Poder Judicial y al Ministerio Público Fiscal que intervengan para evitar situaciones que pueden derivar en la revictimización de las mujeres, tanto en el aspecto psíquico cómo físico» indicó la ministra en la entrevista.

En tanto añadió que las víctimas debieron «atravesar una dura situación durante los procesos para lograr que la detención y la condena de sus agresores». En este sentido enfatizó en que su cartera rechaza la liberación de «los acusados y condenados por violación como también por violencia de género reciban los beneficios del arresto domiciliario o la excarcelación»

Finalmente insistió en que desde Ministerio de Justicia bonaerense le informaron al Ministerio de Mujeres que las liberaciones serían consideradas para delitos menores y donde «no hubiera mediado violencia»