Lucas Ferrando fue a ver qué sucedía con un vecino al que le estaban robando y lo mataron de un disparo

Tenía 48 años, era argentino y hacía veinte años que vivía en Milán. Escuchó gritos, salió alumbrándose con su celular y le dispararon. Ayer por la madrugada en Mar del Plata un grupo de delincuentes entró a robar a una casa y cuando escapaba del lugar comenzó a los tiros y asesinó a uno de los vecinos.

La víctima, un argentino identificado como Lucas Esteban Fernando Maniglia, murió a causa de al menos un disparo: sufrió una herida en el abdomen y pese a que fue trasladado de urgencia al Hospital Interzonal General de Agudos falleció en la ambulancia.

Se llamabLucas Esteban Maniglia Ferrando, tenía 48 años y desde hacía unos 20 años iba y venía, Argentina era su tierra e Italia, su segunda casa. Como cada verano, durante los últimos días de diciembre de 2019 se tomó el avión para visitar familiares y comprar una casa en Mar del Plata para un proyecto personal. 

Lucas Ferrando

La cuarentena por el coronavirus le impidió regresar a Europa. Pero este domingo, en plena madrugada, escuchó gritos y cuando salió a ver qué pasaba lo mataron de un tiro. Lucas, que en Italia se dedicaba al grabado de metales con láser, también a la fotografía y a la cocina, fue otra víctima de la inseguridad. Un corte de luz en el barrio Las Canteras, muy cerca del Cementerio Parque, le jugó una carta mortal.

Un grupo de delincuentes que acababa de asaltar a un vecino lo mató de un disparo cuando vieron una luz que se acercaba. Era Lucas, que se alumbraba con su celular. Ocurrió en el barrio Las Canteras, una zona semi rural ubicada en el límite sudoeste de Mar del Plata. Sobre el incidente, fuentes policiales indicaron que «cinco individuos armados» que se movilizaban en una camioneta Renault Duster blanca ingresaron a una vivienda ubicada en calle Chacahuac al 6300, y golpearon al joven que vive en el domicilio.

Tras ello robaron distintas pertenencias entre ellas un Peugeot 408, y en su fuga efectuaron disparos contra la vivienda lindera, de acuerdo con lo publicado por la agencia de noticias Télam. La información recabada por personal de Comisaría 5ta. y del Comando de Patrullas Sur, Maniglia escuchó ruidos en la vivienda vecina y al salir le dispararon. 

Ahora la investigación fue caratulada como «homicidio en ocasión de robo» y quedó a cargo del fiscal Leandro Arévalo, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 7.

Ferrando era amante del surf, había invertido sus ahorros el año pasado para comprar una casa en esta ciudad balnearia y poder estar más cerca de su familia y de sus amigos, quizá con los planes de instalarse definitivamente en el país en un futuro.

«Están tomando casas en la zona y tengo miedo de irme y que se me metan», le comentó a una amiga cuatro días antes de su muerte, según cita el diario La Capital. Por eso, pese a que tenía chances de volar hacia Italia, había decidido esperar un poco más. Los Padres de Lucas Ferrando, que viven en Núñez, barrio de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, viajaron ayer a Mar del Plata para que les entreguen el cuerpo.

Lucas Ferrando vivía en Italia, quedó varado en Mar del Plata por la pandemia y lo mataron en un robo