El expresidente Mauricio Macri dejó este miércoles el sanatorio Otamendi y regresó a su quinta Los Abrojos en el conurbano bonaerense.

Luego del alta médica tras la extracción de un tumor benigno, el expresidente Mauricio Macri, siempre acompañado por su mujer, Juliana Awada, tiene previsto redoblar los contactos con los dirigentes de Juntos por el Cambio y organizar nuevos encuentros con la dirigencia del interior. Macri fue dado de alta este mediodía, luego de ser intervenido ayer por un pólipo en el intestino, y regresará a su quinta Los Abrojos en el conurbano bonaerense para terminar su recuperación.

El expresidente se sometió a un control en el que confirmó que tenía un pólipo benigno que era necesario extraer, por lo que ayer lo intervinieron de manera quirúrgica y le extrajeron el tumor del intestino grueso. Durante su internación, aprovechó para mandar un mensaje a través de su cuenta de Twitter.

«Quiero aprovechar el día de hoy para alentar a todos a que vuelvan a hacerse chequeos de prevención y retomen los tratamientos necesarios. Que cada uno cuide su salud, su propia vida y la de sus familias. A pesar de esta cuarentena eterna, no nos dejemos llevar por el miedo», escribió el exmandatario.

Según trascendió, Macri continuará con sus planes de «recorrer todas las provincias» vía plataforma Zoom, como había comenzado a hacer en los últimos días, mediante diálogos abiertos con los dirigentes y militantes del PRO de todo el país.

Macri había participado el último lunes de la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio, durante la cual se reclamó el regreso a las aulas a pesar de la pandemia, y se rechazó el recorte de los fondos que recibe la Ciudad, así como el impuesto a las grandes fortunas que se encuentra debatiendo el Congreso de la Nación.

El expresidente se retiró del sanatorio Otamendi, en la Ciudad de Buenos Aires, minutos antes de las 12 del mediodía, y se dirigió rumbo a la quinta Los Abrojos, en el partido bonaerense de Malvinas Argentinas. En el día de ayer, su médico personal, Pedro Ferraina, aseguró en conferencia de prensa que «su estado de salud es muy bueno«.

Pedro Ferraina médico de Mauricio Macri

Al detallar la intervención a la que fue sometido Macri, Ferraina precisó que «fue en el intestino grueso, exactamente en el ciego, lo que se denomina adenoma médicamente, que ya había sido biopsiada previamente y era benigna, pero por su conformación y su ubicación hacían muy difícil sacarla por vía endoscópica. Estábamos preparados para la eventualidad de una cirugía laparoscópica».

Y sumó: «ese pólipo fue diagnosticado en un estudio de rutina, que él se suele hacer por colonoscopia, donde se diagnosticó esa lesión. En este caso la conformación era plana, estaba ubicado en una situación muy difícil para su extracción, pero se pudo quitar».