El gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, se refirió a los problemas estructurales que tiene la provincia de Santa Fe en materia de servicio penintenciario.

Omar Perotti, gobernador de la provincia de Santa Fe, se refirió a la fuga de la cárcel de Piñero: “No es un momento grato, bueno ni alentador”. De los ocho presos prófugos el domingo pasado, cuatro, fueron recapturados.

El gobernador realizó declaraciones desde la ciudad de Rosario y manifestó su preocupación sobre la delicada situación del sistema carcelario: “En los últimos 7 años tuvimos 29 fugas en la provincia, y en esta última marca la magnitud de lo que tenemos que enfrentar y que se desarrolló durante todos estos años en Santa Fe”.

La fuga de los presos de la Unidad Penitenciaria 11 dejó en evidencia esta carencia y, además, garantizó que este suceso: “nos obliga a mejorar en todos los sentidos, en el Servicio Penitenciario, en su formación y en la incorporación de tecnología“.

Perotti sobre la fuga en Santa Fe:
Perotti se refirió a la precaria situación del sistema carcelario.

La cárcel de Piñero alberga presos de “alto perfil”, donde se encuentran bandas relacionadas al narcotráfico: “es una cárcel de muchos años a la que se le fueron agregando muchos módulos y módulos, quizás con la mentalidad de creer que quienes iban allí tenían las condiciones de presos comunes y normales, pero el cuidado y las exigencias fueron creciendo”, agregó Perotti.

Y en la misma sintonía, le solicitó asistencia al Estado nacional: “porque la provincia está teniendo más de 600 presos federales”.