La empresa norteamericana afirmó que llegará al mercado esta dupla de vehículos de alto rendimiento. Sin lugar a dudas será lo mejor de la casa en cuanto a deportividad, tecnología y sensaciones.

Fue bastante la decepción cuando se presentaron los CT4 y CT5 de Cadillac, los cuales no iban a tener motores V8 y sí un bloque más chico con menos cilindros. Sin embargo, la empresa estadounidense atacó sobre eso y anunció hace pocos días que estos modelos saldrán al mercado próximamente en las versiones Blackwing, lo más radical que la marca puede brindar en la actualidad. Algo que no es menor.

Los CT4 y CT5-V Blackwing son una dupla enfocada a aportarle al conductor una buena dosis de emoción y sensaciones. También se destacará el nivel elevado de rendimiento y los niveles de artesanía que traen. Estos modelos se diferencian de las otras versiones por tener un chasis con una puesta a punto específica, varias ayudas electrónicas y un motor optimizado. A su vez, estos dos vehículos tienen  una caja manual para que los más puristas puedan deleitarse.

“El nombre Blackwing ha llegado a representar lo mejor de la ingeniería, la artesanía y la tecnología de alto rendimiento de Cadillac. Los nuevos CT4-V  y CT5-V Blackwing se basan en el contrastado legado de la marca de experiencias de conducción de máximo rendimiento y lo elevan aún más», aseguró Brandon Vivian, jefe ejecutivo de Cadillac.

A lo largo del año ambos vehículos fueron expuestos a pruebas muy arduas donde se incluyeron sesiones en pista y en distintos circuitos a lo largo de Estados Unidos. Vale destacar, que en el test que se realizó en el Virginia International Raceway cada uno de ellos logró ser más rápidos que lo que habían establecido los Cadillac ATS-V y CTS-V.

Para que oficialmente salgan al mercado estos Cadillac habrá que esperar un poco ya que la crisis del coronavirus cambió drásticamente los planes que tuviera la empresa norteamericana. Su lanzamiento estaba previsto para mediados del 2020. Sin embargo, esta situación aplazó todo para finales de año. Tampoco sería descabellado que se suspenda hasta principios de 2021.