Gordon Murray Automobile decidió lanzar una versión especial del T.50 que homenajea a Niki Lauda, el ex campeón de la F1. Como no podía ser de otra manera, está homologado para pista.

Hace pocos meses la empresa encabezada por Gordon Murray, diseñador del legendario McLaren F1, develó el T.50, un superdeportivo de grandes prestaciones y un diseño impresionante. Ahora, el sudafricano quiso elevar aún más las prestaciones de este vehículo y además homenajear a un piloto muy importante dentro de la historia de la F1: Niki Lauda. Es por eso que dio a conocer al T.50s Niki Lauda, una versión pensada exclusivamente para la pista. Sólo se fabricarán 25 unidades.

T.50 Niki Lauda: El gran homenaje de Gordon Murray al legendario piloto austriaco

Las diferencias con el T.50 ya se aprecian desde el principio, con un frontal más agresivo que, ahora sí, cuenta con un gran spoiler y aletines laterales, salidas de aire en los pasos de rueda delanteros, llantas y neumáticos de competición, una entrada de aire RAM sobre el techo aún más pronunciada, y sobre todo un enorme doble difusor, más notorio que en la versión de calle, aunque lo primero que llama la atención del T.50s es su gran ala de tiburón y su también gigantesco alerón trasero.

Murray habla más concretamente de un ala delta de 1.758 mm de ancho colocada en la parte trasera y cuyo diseño está inspirado en el del alerón delantero del Brabham BT52 de Fórmula 1. Por supuesto sigue contando además con un ventilador de 400 mm que en esta ocasión renuncia a los distintos modos que tenía en el T.50, para funcionar aquí únicamente a pleno rendimiento a unas 7.000 rpm. Estas y otras mejoras dan como resultado una impresionante carga aerodinámica de más 1.500 kg, un 170% más que su propio peso.

T.50 Niki Lauda: El gran homenaje de Gordon Murray al legendario piloto austriaco

Este modelo además es más ligero que el T.50 original, con un peso de tan solo 852 kg (frente a los 986 kg del T.50). Una dieta realizada a base de cambios en la carrocería y otros elementos en el chasis, incluyendo paneles de fibra de carbono ultraligeros o acristalamiento más liviano, que se tradujeron en 94 kg menos, aunque manteniendo intacto el monocasco de fibra de carbono del modelo original. Por su parte la suspensión y barras estabilizadoras también se adaptaron a su nueva naturaleza de circuito, mientras que ahora la carrocería se queda a unos 87 mm del suelo delante y 116 mm detrás.

Este peso más ligero y su puesta a punto más radical se completa con una potencia también mejorada, y es que el famoso Cosworth GMA V12 atmosférico de 3.9 litros fue revisado, sustituyendo más de 50 componentes, para sacar su máximo potencial. De esta forma ahora es capaz de ofrecer un total de 711 CV, a 11.500 rpm con el corte ahora en 12.100 rpm. No obstante gracias al extra de aire que recibirá el motor por la nueva entrada de inducción RAM sobre el techo el T.50s puede llegar a alcanzar incluso los 735 CV. De esta forma su relación peso potencia es incluso superior a la de un LMP1 de motor atmosférico.

T.50 Niki Lauda: El gran homenaje de Gordon Murray al legendario piloto austriaco

Por supuesto también cuenta con una transmisión de seis velocidades completamente nueva IGS de Xtrac con relaciones más adaptadas a la velocidad de un circuito. Y aquí llega otra de las grandes diferencias, y es que este cambio, a diferencia del T.50 que es manual mediante palanca, será mediante levas en un volante rectangular de fibra de carbono al estilo de la F1, pero en este caso liberado de toda clase de botones que no sean las funciones de control de tracción y el Launch Control.

Y es que el interior fue transformado para centrarlo totalmente en el rendimiento, por ello todo el infoentretenimiento, el aire acondicionado, los compartimentos de carga, las alfombrillas, e incluso uno de los dos asientos de los copilotos a los lados desaparecieron del coche. Además las pantallas utilizadas para la circulación por carretera ahora sirven para mostrar información esencial sobre nuestro rendimiento en pista, como los tiempos por vuelta o las fuerzas G.

T.50 Niki Lauda: El gran homenaje de Gordon Murray al legendario piloto austriaco

La elección del nombre de Niki Lauda para este modelo tampoco es casualidad. El piloto austriaco compartió equipo con Murray en su época en Brabham, y de hecho fue el encargado de estrenar el revolucionario Brabham BT46B ‘Fan Car’ con el que aplastó a todos sus rivales hasta que se acabó prohibiendo.

«El T.50 recibe su nombre en honor a Niki para conmemorar su famosa victoria con el famoso Brabham BT46B en el Gran Premio de Suecia de 1978«, explicó el propio Murray. «Niki era un gran piloto y también un buen amigo y es absolutamente apropiado que estemos lanzando el T.50 Niki Lauda justo el día de su cumpleaños. Niki habría apreciado la innovación y los detalles de ingeniería en nuestro automóvil«.

T.50 Niki Lauda: El gran homenaje de Gordon Murray al legendario piloto austriaco

Como decíamos al principio, GMA construirá solo 25 ejemplares del T.50s, con un precio que partirá de los 3,1 millones de libras. Además el programa para los 25 afortunados clientes que se hagan con uno será, como ya ocurre en el caso de otros juguetes de la talla del Ferrari FXX-K o el McLaren Senna GTR, como entrar en un selecto club.

Cada uno de ellos contará con un servicio personalizado y a medida y vendrá con el denominado paquete ‘Trackspeed’ que incluye desde un set-up y entrenamiento para disfrutar del coche hasta soporte y por supuesto carreras. Murray afirma que GMA trabajará con cada cliente para configurar su modelo en función de sus preferencias, incluyendo ajustes en suspensión, equilibrio de chasis, del ala delta para adaptarlos a cada estilo de pilotaje.