El recuerdo de Matías Alé de su brote psicótico.

Matías Alé sufrió un brote psicótico con delirio místico el 3 de noviembre de 2015. Recién casado con María del Mar Cuello Molar, el actor debió ser internado. A los meses tuvo una recaída, y desde ese momento su recuperación siempre fue a más. En este caso, dialogó en “Seres libres” de su experiencia y dejó con la boca abierta a más de uno.

Todo lo que me pasó, me evitó un mal peor, si no hubiera sido internado estaría cuadripléjico, me hubiera dado un  palo en la moto vivía muy acelerado, una locura. No hay que tenerle miedo a la bipolaridad o a un ataque de presión o a la o a la esquizofrenia, se te desgarra el cerebro. Mi enfermedad está estigmatizada, la gente me tiene miedo”, comenzó diciendo Alé.

Matias Ale

Yo no quiero hacer apología de la locura, pero la locura es hermosa, volverse loco es hermoso, lo decía Hemingway. La locura no es para cualquiera, lo probé y lo experimente, no tengo que caminar por la cornisa porque me puedo caer de vuelta, hace cinco años que no tengo episodios“, agregó Matías entrevistado por Gastón Pauls.

Respecto a lo sucedido, el actor enfatizó: “A mí me pinto con delirio místico, como que era el hijo de Dios. Pensé que tenia wifi directo con el barba. Lo mío fue un quiebre de un día para el otro, no lo vi venir, pero cuando entre dije ´Wow esto es Disney´. Yo era hipomaniaco, no descansaba, no comía bien, no dormía bien”.

Sobre lo vivido mientras estaba internado, Alé recordó: “Yo me casé en mi segunda internación, al otro día me separé… Pensaba que ella me iba a ayudar a escapar de la clínica. Me casé y al otro día le pedí el divorcio. No es fácil que te encierren 50 días y ver a tu familia una vez por semana, una hora y media, y cuando se van te quedás sólo“.

Para cerrar, el actor reflexionó: “Agradezco que me haya pasado esto, para descubrir que tengo una familia hermosa, que tengo amigos incondicionales y que trabajo en un medio y que vivo de este medio hace 20 años que no me humillo, no me castigo y me perdono”.

Matías Alé habló de su brote: