Mara fue trasladada en plena pandemia por coronavirus por eso es considerado un hecho historico su traslado

Mara la elefanta que permanecía en el Ecoparque porteño fue trasladada en plena pandemia por coronavirus, ya se encuentra en el santuario en Brasil y se pudo seguir el minuto a minuto por redes sociales gracias al relato de la Secretaría de Ambiente de la Ciudad.

Mara era la única elefanta asiática del Ecoparque de la Ciudad y compartía su recinto con dos elefantas africanas, Kuky y Pupy -dos elefantas hermanas nacidas en el Parque Kruger de Sudáfrica-.

La elefanta tiene entre 50 y 54 años (la esperanza de vida en cautiverio para esta especie es de 75 años), y llegó al zoológico el 16 de octubre de 1995 luego de la quiebra del Circo de Rodas, donde sufría malos tratos.

Los preparativos para el traslado comenzaron hace tres años, aunque finalmente tuvo lugar recién el sábado 9 de mayo. Para hacerlo, fue necesario primero proteger al animal y al equipo técnico del coronavirus.

Las tareas para la partida comenzaron cerca de las 15 en el recinto de la elefanta; mediante la colocación de parte de su dieta preferida, Mara ingresó a la caja con total tranquilidad y una vez asegurada las puertas una grúa la levantó, la retiró del recinto y la colocó sobre el camión.

Luego, el camión junto al veterinario y la cuidadora de Mara, dejaron el Ecoparque porteño con destino la Chapada dos Guimarães, la ciudad donde se encuentra el Santuario de Elefantes en el Mato Grosso.

En el viaje la elefanta estuvo despierta, fue monitoreada permanentemente por parte del equipo técnico que le ofrecerá compañía, agua y alimento.

EL SANTUARIO:

El santuario está ubicado en el estado brasileño Mato Grosso y que el traslado fue considerado como un hecho histórico por las autoridades porteñas, ya que tuvo lugar en plena pandemia por coronavirus.

Por su parte, desde la cuenta de Instagram del Santuário de Elefantes Brasil -donde vivirá Mara- escribieron: «¡Bienvenida Mara! ¡Después de 2000 km, ha llegado el gran momento! ¡Tu nueva vida está por comenzar!».