Para el actor, Ricardo Darín, la famosa grieta “viene desde tiempos tan inmemoriales que solo cambió de cara o de color

Ricardo Darín no dudó en hablar sobre el crítico momento que atraviesa el país a partir de la llegada de la pandemia de coronavirus que tiene a los habitantes en cuarentena obligatoria hace más de 110 días.

En una entrevista con Alejandro Fantino el actor expresó: «entiendo que todo el mundo quiera, de alguna forma, hacer que se note o prevalezca la actitud de uno por sobre la del otro. He llegado a pensar que hay gente a la que le interesa que haya grieta y también hace cosas para que exista, se profundice, sobreviva y no quede de lado. De la misma forma en que creo que tristemente hay quienes de este encierro han sacado provecho, que lo hace de cualquier cosa, le saca agua a las piedras».

«Nunca la entendí y en todo caso si viene, viene desde tiempos tan inmemoriales que solo cambió de cara o de color, pero en realidad esta cosa del Boca o River, del ‘si vos no pensás como yo sos mi enemigo y tengo que eliminarte’, no va. Yo no me anoto en esa porque es una gran pérdida de tiempo, de energía y, además, es estar poniendo los porotos en la canasta equivocada», dijo en “Living in America”.

Además, resaltó que «se sintió muy bien» al ver trabajar juntos a Alberto Fernández, Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof, pero se refirió a un momento en el que pareció que hubo un cortocircuito; “apareció algo político y se empezaron a separar». Y se preguntó: «¿Entonces la súper prioridad no es la salud de la población? Me empecé a asustar, pero como ya estoy acostumbrado, después me calmé«.

Por otro lado, Ricardo dijo que los problemas económicos y sociales en nuestros país vienen hace rato, es «muy difícil encontrar los por qué» reflexionó. «La pregunta que nos hacemos es cómo puede ser que un país que genera alimentos para 400 millones de habitantes pueda tener gente que se muera de hambre. Creo que existe la posibilidad de que se rescate nuestro país, en muchos sentidos, pero no sabemos muy bien dónde estamos parados», analizó Ricardo.

«Todo el mundo está al tanto de que la gente no da más y no puede más. Los más consciente y equilibrados que pueden darse el lujo de estar en eje, como intento hacerlo yo, aguanta un poco más, decimos que estamos haciendo lo que hay que hacer, hemos hecho un esfuerzo muy grande y no lo vamos a tirar por la borda.»

«La pregunta es ¿a qué obedece esta flexibilización? ¿A cuestiones políticas? ¿Alguien siente que está perdiendo terreno en algún lado y tiene que aflojar? ¿Otros sienten que están metiendo más presión? No me gustaría creer que es por esos motivos, sino, como fue al principio, que lo que está primero es la salud de la población«, dijo.

Entonces, recordó la cíclica actitud de nuestro país: «Estamos acostumbrados a recaer y levantarnos. Es casi como si fuera la dinámica que nos pone en marcha. Tenemos tanta gimnasia de crisis que ya nos hemos acostumbrado a ellas» concluyó Ricardo.