El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, atribuyó el problema a “moho en el pulmón”

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, fue diagnosticado con una infección pulmonar luego de haber estado enfermo por coronavirus. «Me hicieron unos estudios porque me sentía débil y tengo una infección pulmonar», dijo en las redes sociales.

El mandatario atribuyó el problema al «moho en el pulmón«, explicó que eso ocurre por «quedarse mucho tiempo encerrado» en la pandemia.

Sin embargo, esto no impidió que este viernes viajara a Bagé, en la frontera con Uruguay, donde se sumó a una aglomeración de seguidores y levantó, como un trofeo, una caja de cloroquina, remedio que defiende para luchar contra el COVID-19 pero que en realidad se utiliza para tratar la malaria

Según los médicos que asesoran al presidente citados por la prensa local, es probable que haya casos de enfermos que superaron el coronavirus que desarrollen infecciones en los pulmones.

Como acostumbra hacer desde el inicio de la pandemia, Bolsonaro reivindicó a la cloroquina e hidroxicloroquina, medicamento contra la malaria cuya capacidad de cura no es considerada efectiva por la comunidad científica.