Riquelme va a anunciar quien es el nuevo técnico. Los refuerzos que se acercan.

Fue el gran ganador en las elecciones de Boca. A pesar de que el presidente electo fue Jorge Amor Ameal, la figura de Juan Román Riquelme opacó todo lo demás. A él se le asigna el mérito de haber atraído los votos que marcaron la amplia diferencia con el oficialismo. Y de él será, según prometió, la responsabilidad de elegir al nuevo técnico y los refuerzos del equipo para el 2020.

En cuanto al director técnico, todos los caminos conducen a Miguel Russo. Es el último entrenador que ganó la Copa Libertadores para el club en el 2007, con Román como protagonista excluyente. Puso a Cerro Porteño en los 4tos de final de la actual Copa, instancia en la que fue eliminado por… River. Es el entrenador que parece tener todos los boletos para ser el elegido. Sin embargo hay voces que todavía no lo dan por cerrado, porque insisten en que Riquelme intentará convencer a José Pekerman para que se haga cargo del plantel superior.

El Boca que se viene.
Todos los caminos conducen a que Miguel Russo será el técnico de Boca.

En cuanto a los refuerzos, hay que diferenciar entre los que ya estaba negociando el Director Deportivo Nicolás Burdisso y los que tiene en mente la nueva dirigencia. A pesar de tener contrato por un año más, Burdisso deberá sentarse a hablar respecto de su continuidad. No obstante tiene tres negociaciones encaminadas: Paolo Guerrero, Nicolás Gaitán y Renzo Saravia.

Paolo Guerrero, de 35 años, es el centro delantero que todas las listas que se presentaron en las elecciones querían. Boca intentó contratarlo cuando Benedetto se fue a Europa, pero como ya había jugado Copa Libertadores con su equipo Internacional de Porto Alegre y no podía participar en la misma competencia para otro equipo, finalmente desistió. Su contrato con el equipo brasileño terminó y todo estaría acordado de palabra. El peruano es un viejo anhelo del xeneze, y esta vez estaría muy cerca.

El Boca que se viene.
Paolo Guerrero, el centrodelantero que pretende Boca.

Nicolás Gaitán, de 31 años, es un hombre formado en Boca. Debutó en primera el 1 de junio de 2008 y, a pesar de hacer las divisiones inferiores como enganche, se desempeñó como extremo izquierdo. En 2010 el Benfica lo compró para reemplazar a Ángel Di María y en el equipo portugués tuvo actuaciones destacadas. En junio de 2016 fue transferido al Atlético de Madrid, en 2018 pasó al Dalian Yifang de China y en marzo de 2019 fichó para el Chicago Fire de la MLS. Llega con el pase en su poder y tiene todo acordado de palabra con el club.

El Boca que se viene.
Nico Gaitán, en la imagen con la camiseta del Chicago Fire, regresaría a Boca para convertirse en un nuevo refuerzo.

Renzo Saravia, de 29 años, es actualmente jugador del Porto de Portugal, donde no tiene la continuidad deseada. Habiéndose destacado en Belgrano, fue adquirido por Racing, y sus actuaciones lo llevaron al seleccionado nacional. Por un lado, el jugador cree que si regresa al país y a un club grande, ganaría un protagonismo que hoy no tiene para pelear el puesto de lateral derecho en el que Scaloni todavía tiene dudas. Por el otro, Riquelme manifestó que Boca necesita laterales que pasen al ataque como una exhalación, como lo hacían Clemente Rodríguez y Hugo Ibarra en el Boca multicampeón. La idea sería intentar una cesión a préstamo.

El Boca que se viene.
Actualmente en el Porto, Renzo Saravia es del gusto de Riquelme.

En cuanto a otros nombres que están en danza, se habla mucho del regreso de Ricardo Centurión. Al parecer el jugador, que viene libre del Atlético San Luis de México, tendría todo acordado para jugar en Rosario Central, pero él mismo se cuidó de aclarar que todo puede cambiar ante una llamada de Riquelme, dado su fanatismo por el club de la Ribera. En cuanto a sus problemas de conducta, Jorge Bermúdez, que formará parte de la Secretaría Técnica, declaró que confiaba que entre los integrantes de esa secretaría podrían controlar los hechos extrafutbolísticos en que suel verse involucrado. También se mencionan los chilenos Aranguis (Bayer Leverkusen) y Medel (Bologna) para el puesto de volante central, Franco «el Mudo» Vázquez, que juega en el Sevilla y es el enganche que le gusta a Román, el lateral chileno Mauricio Isla, actualmente en el Fenerbace y el regreso de Naitan Nandez, por quien el Cagliari no habría cumplido con los pagos.

En fin, este fin de año todas las miradas están puestas en Boca y en cómo Riquelme piensa transformar al equipo.