El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, ratificó esta tarde que su administración hará «todo lo posible para que los chicos puedan estar en las aulas el lunes próximo”, y  rescató el diálogo con el presidente Alberto Fernández.

Rodríguez Larreta defendió su decisión de presentar un amparo en contra de la suspensión de clases presenciales y manifestó su voluntad de que «la Corte Suprema lo trate lo antes posible».

El mandatario porteño remarcó, además, que «hubo menos del 1% de contagios, el 0,89% para ser precisos, se contagiaron» en las escuelas y agregó: «No sólo no se contagia más en las escuelas, sino que tampoco genera mayor movilidad». De esta manera, contradijo la evaluación del Gobierno nacional, aunque al mismo tiempo destacó: «Rescato lo positivo de que nos hayamos reunido, yo siempre valoro el diálogo», destacó durante la conferencia que brindó luego de la reunión que mantuvo hoy con el Jefe de Estado.

«Esta pandemia hay que gestionarla con evidencia y con datos, por eso quiero detenerme en dos comentarios que el Presidente hizo en su conferencia de prensa, con datos que son inexactos. El primero tiene que ver con las vacunas. Yo repito lo que dije: hoy estamos viviendo esta situación porque el Gobierno nacional no cumplió con las vacunas que prometió”, sostuvo.

Y agregó: “Dijeron que en diciembre iban a haber 20 millones de vacunas y hoy solo hay 7 millones de vacunas en el país y, en la Ciudad, ya mañana nos quedamos sin dosis para seguir vacunando a los grupos de riesgo. Si hubiesen cumplido, hoy la situación sería muy distinta”.

“Y el segundo -continuó- tiene que ver con las camas y la atención derivada entre la Ciudad y la Provincia. Puede ser que circunstancialmente alguna persona que vive en la Ciudad se atienda en la Provincia, pero en la realidad, cuando miramos los datos lo que sucede es totalmente al revés«

«El 30% de las camas de terapia intensiva, tanto públicas como privadas, están ocupadas por residentes de la Provincia de Buenos Aires, como sucede habitualmente en la Ciudad más allá de la pandemia. Y nosotros estamos muy orgullosos de prestar ese servicio a la comunidad y de garantizar un sistema de salud abierto y universal. – Explico estos datos porque no pueden ser usados como argumentos para que los chicos y chicas de la Ciudad no tengan clases el lunes”, explicó Rodriguez Larreta.

“De las 700 mil personas que acceden a las escuelas, alumnos, docentes, directivos, no docentes, los padres, hubo menos del 1% de contagios. Para ser exactos, el 0,89% se contagiaron. Y no nos detuvimos ahí. Hicimos un seguimiento de los contagiados. ¿Qué pasó con sus contactos estrechos? Solo el 0,12% de esos contactos se contagiaron”, reveló el jefe de Gobierno porteño.

Y continuó: “Estos números son el resultado del compromiso y el cumplimiento de los protocolos. El Presidente coincidió con esta evidencia, pero me transmitió lo que después dijo públicamente: que la circulación alrededor pudiera ser un lugar de mayor contagio. Y también ahí tenemos la evidencia de que eso no es así. Primero de todo, la cantidad de gente que viaja en transporte público al día de hoy es igual al que viajaba antes del comienzo de las clases. Segundo, uno de cada tres que iban a la escuela usan transporte público. Ahora es uno de cada cuatro”.

Por otra parte, sostuvo que “los viajes en colectivo no aumentaron la cantidad de contagios. Todos los datos muestran que no hay un mayor riesgo en el transporte público. Y si la preocupación es lo que sucede en la entrada de los colegios, tenemos el sistema sube y baja, para que (las madres y los padres) dejen a los chicos sin bajar del auto. Si ese fuera problema, es mucho más fácil y menos costoso evitar las aglomeraciones que hacer que no vayan a las clases”.

Tanto el presidente Alberto Fernández como el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta , en las conferencias que brindaron luego de la reunión que mantuvieron durante la mañana, se mostraron calmos y aparentemente tranquilos, pero la pelea política por las nuevas restricciones anunciadas por el presidente hasta el 30 de abril, marcaron que la grieta está más presente que nunca.