Racing se impuso 1 a 0 gracias a un penal inexistente en tiempo adicionado.

En el partido interzonal correspondiente a la fecha 9 de la Copa de la Liga Profesional de fútbol, Racing Club le ganó a su clásico rival Independiente por 1 a 0 al convertir Copetti un penal sancionado por el árbitro Mauro Vigliano tras una supuesta falta dentro del área contra Maggi en tiempo adicionado al reglamentario.

El clásico de Avellaneda venía de una semana previa muy «hablada». Independiente llegaba con muchas bajas importantes por el COVID-19, entre las que se destacaba su arquero Sebastián Sosa y a las que se agregaban en los últimos días Lucas Romero y Alan Soñora. Inclusive su técnico Julio Falcioni dio positivo, lo que preocupa más por ser un paciente de riesgo, por lo que el equipo fue dirigido por sus ayudantes Piccoli y Monzón.

También Racing presentaba bajas, ya que el día anterior al partido el delantero Darío Cvitanich dio positivo y se sumó a Ignacio Piatti. Muchos levantaron la voz preguntando cuándo se iba a tomar la decisión de suspender el fútbol tras la sucesión de contagios en distintos planteles. Pero el show debe continuar… y continuó.

El primer tiempo del partido fue decididamente malo. Independiente presentó una línea de cinco defensores, dos volantes repartiéndose la mitad de la cancha y tres delanteros arrancando desde muy atrás, tratando de aprovechar alguna contra. Racing sorprendió con un esquema cauteloso, con Orban en el lateral izquierdo y Mena delante de él como volante. Su único delantero era Copetti. El resultado fue un partido trabado y aburrido.

Racing venció a Independiente con un penal escandaloso
El primer tiempo del clásico de Avellaneda fue decididamente malo. Poco claro y con mucha gente por el piso

Independiente había tenido la más clara, con una contra bien manejada en el traslado por Silvio Romero y la posterior habilitación a Menéndez, cuyo disparo, mano a mano con Arias, se fue apenas desviado. Lo demás fue muy mediocre por parte de los dos, algo lógico después de todos los contratiempos de la semana para formar los equipos.

En el segundo tiempo, a medida que aumentaba la lluvia, Racing comenzó a animarse más. El arquero del Rojo, Milton Álvarez, empezó a mostrar algunas fallas en los centros y Copetti se lo perdió increíblemente cuando su cabezazo se fue apenas desviado. Racing se acercaba y, con un campo de juego en buen estado pero muy mojado por la lluvia, empezó a asediar a su rival que ya no llevaba peligro. Pizzi sacó a Orban y puso a Melgarejo para tener más ataque.

Así fueron pasando los minutos sin que se abriera el marcador. Racing no era claro pero atacaba. A Independiente el empate le quedaba muy bien y lo defendía con todos sus jugadores. Todo parecía conducir a un pálido empate sin goles hasta que, cuando el partido se terminaba, vino el error del árbitro Vigliano.

Racing venció a Independiente con un penal escandaloso
Frena Maggi sin que lo toque abajo Barreto, y sin embargo caerá desplomado, supuestamente por el brazo arriba que de ninguna manera llevaba fuerza como para voltearlo

Habiendo el árbitro adicionado cinco minutos, en el 49 y medio, o sea a solo treinta segundos del final, el joven Maggi ingresa al área medianamente apareado por Barreto y al enganchar cae desplomado y Vigliano, para sorpresa de todos, hasta creo que del propio Maggi, cobra un insólito penal para Racing. Todos los jugadores de Independiente se le fueron encima protestando, pero el árbitro mantuvo su decisión y Enzo Copetti, con mucha serenidad lo transformó en gol.

Racing venció a Independiente con un penal escandaloso
Copetti ya convirtió el penal y festeja con un gesto de silencio, supuestamente para el grupo de «allegados» a Independiente que había en un sector.

Acto seguido terminó el partido y continuaron las protestas. Silvio Romero se quejó ante los micrófonos de los errores arbitrales. Un grupo de allegados y dirigentes de Independiente (algunos mencionan a Maldonado entre estos últimos) fueron al vestuario del árbitro con intenciones de agredirlo, pero no pudieron pasar la custodia policial que había en la puerta.

Racing venció a Independiente con un penal escandaloso
Todo Independiente encima de Vigliano en el final caliente del clásico

Forcejeos, insultos, un árbitro que, a pesar de que se jugó sin público, recién pudo retirarse del estadio cerca de la 1 de la madrugada. Postales de un sábado de clásico de Avellaneda que quedará en el recuerdo no por el fútbol desplegado sino por un insólito penal cobrado cuando el tiempo se extinguía.

Racing Club: Gabriel Arias; Cáceres, Nery Domínguez, Joaquín Novillo y Lucas Orban (70´Melgarejo); Chancalay (85´Huertas), Kevin Gutiérrez (85´Aníbal Moreno), Miranda y Eugenio Mena; Maximiliano Lovera (77′ Maggi) y Enzo Copetti. D.T. Juan Antonio Pizzi.

Independiente: Milton Álvarez; Fabricio Bustos, Sergio Barreto, Insaurralde, Lucas Rodríguez y Gastón Togni; Lucas González (66´Pacchini) y Adrián Arregui; Jonathan Menéndez (72´Velasco), Silvio Romero (72´Jonathan Herrera) y Sebastián Palacios. D.T. Omar Piccoli y Pedro Monzón.