La modelo y ex Gran Hermano, Romina Malaspina, presentó las noticias en un canal de televisión y su vestuario desató la polémica.

Romina Malaspina, ex integrante de Gran Hermano 2015, trabaja actualmente en un noticiero nocturno de Canal 26. Anoche, el vestuario con el que presentó las noticias generó un gran revuelo en las redes sociales y desató una polémica.

Malaspina estuvo viviendo algún tiempo en Chile después de su participación en Gran Hermano, donde fue expulsada del programa Doble tentación por agredir a una compañera. Luego, viajó a Madrid, en donde cumplió con una serie de proyectos laborales. Más tarde, decidida a no participar nunca más de un reality, probó suerte como cantante, tratando de insertarse en el mercado internacional.

Sin embargo, su presencia en los medios nacionales fue menguando. Con 26 años, decidió afrontar un cambio en su carrera, impulsada también por el hecho de que la pandemia de coronavirus le impidió instalarse en los Estados Unidos, como era su intención. Así fue como se volcó a la conducción.

Romina Malaspina encontró su oportunidad cuando le ofrecieron ser una de las conductoras del noticiero nocturno de Canal 26, junto a Diego Codini y Celeste Muriega. Al anunciar en las redes la noticia, Malaspina aseguró estar “cumpliendo uno de los grandes objetivos” que se había marcado al ingresar a la televisión: “Conducir un programa de esta índole”. Y agregó: Voy a dar lo mejor de mí, como siempre”.

Malaspina

La modelo suele vestir prendas que dan que hablar en las redes sociales, pero la noche del miércoles llamó especialmente la atención con un top dorado con transparencias y espalda descubierta. Su outfit disparó las críticas, y esto abrió un espacio para que se repudiara también la función que Malaspina cumple cada noche en el programa. Las opiniones menospreciaron su labor como conductora, creyendo encontrar en su modo de vestir el único mérito que justificaría su presencia en el noticiero.

Sol Pérez, compañera de Malaspina en la señal de noticias, también fue alcanzada por las críticas por verse comparada con ella, aún cuando no se había manifestado al respecto. “Yo no hago ninguna conducción en tetas, tengo curvas y no voy a usar una bolsa para que ustedes no se pongan nerviosos. Yo no tengo la culpa de lo que hacen los demás”, escribió Pérez en sus redes sociales.

Por su parte, Malaspina se refirió a las críticas con una publicación en su cuenta personal de Twitter. «Todos escandalizados por ver una transparencia de tetas que encima estaban tapadas con pezoneras. Dejen de hacerse las mojigatas. Claro, es muy extraño ver el cuerpo de una mujer, ¿no? Mientras sigan viendo tetas como algo ‘anormal’, vamos a seguir para atrás. Evolucionen«, disparó la modelo.